[Madrid] Acción y panfleto: La pandemias es la obediencia: recuperemos la calle.

Recibido al correo electrónico.

 – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

El pasado sábado 6 de junio, una treintena de compañeros y compañeras recorrieron varias calles de vallekas con varias pancartas y el panfleto que adjuntamos más abajo. Finalmente, se leyeron los panfletos en el parque Amós Acero y no hubo ningún incidente destacado con la numerosa policía que acabo desplazándose al lugar.

Porque ahora que el Estado y el capitalismo repuntan sus procesos de
explotación y dominación, no nos resignamos a quedarnos en casa o pedir permiso para tomar las calles. Porque la represión no frena la
solidaridad y la lucha ni en Madrid, ni en cualquier punto del planeta,
por más que le pese al Estado. La revuelta es imparable.

Porque hay mil y un motivos para luchar, permanezcamo atentos a más convocatorias y reputemos la lucha contra este sistema y sus miserias.

¡La pandemia es la obediencia, recuperemos la calle!

¡Viva la anarquía!

 

A continuación el panfleto:

LA PANDEMIA ES LA OBEDIENCIA: RECUPEREMOS LA CALLE

La crisis sanitaria surgida que vivimos ha puesto de patas arriba el
mundo. En cuestión de semanas hemos visto como los límites de nuestras vidas, ya precarizadas de por sí, se han visto reducidos a los márgenes de acción más estrechos de nuestra historia más reciente.
El bombardeo y el despliegue mediático que siguió en directo todas las
noticias, primero de fuera, y luego dentro de nuestro país nos encogió
el corazón. Nos llenó la cabeza con hospitales abarrotados, incapacidad para controlar la situación, ancianos y enfermos abandonados a su suerte en residencias y pasillos. Cada día más contagiados. Cada día más muertos.
Con este panorama ponemos el horizonte fijado en recuperar esa
normalidad que tanto ansiamos, han conseguido que echemos de menos nuestras antiguas condiciones de vida, obviando que esas condiciones ya eran lo suficientemente miserables como para detestar esa normalidad. Y nadie pone en cuestión los factores sistémicos que nos han traído aquí.
Y es que las vidas que creíamos tener delante de nosotros ya nos la
habían arrebatado hacía tiempo.
Pero esta crisis ha puesto de relieve el entramado social, económico y
político que permite perpetuar una explotación sobre las personas y el
territorio sin límites. Una explotación que nos coloca sujetando los
pilares de un sistema que nos aplasta. Una explotación que nos releva a ser meros consumidores en ciudades administradas y vigiladas por
burocracia, tecnología y policía. Una explotación que suprime toda
espontaneidad posible. Una explotación que regula, vigila, legisla,
controla y sanciona cada acto humano que se salga de los márgenes de lo permitido.

Y de nuevo los ricos: políticos, empresas, bancos, grandes propietarios, inmobiliarias; trabajan codo a codo para perpetuar este estado de las cosas.

Mientras que nadie duda que a Irene Montero o a Santiago Abascal jamás les iba a faltar un respirador a causa del contagio, miles de personas han vivido la parte más cruda de esta crisis. Mientras que medidas como el teletrabajo han convertido nuestros hogares en una extensión de nuestra antigua dominación, otros tantos han puesto en riesgo su salud frente a la imposición de tener que acudir a sus puestos de trabajo.
Mientras que las soluciones para los inquilinos frente a los pagos de
unas rentas que no iban a poder pagar han sido el endeudamiento y el
acoso, se han seguido desahuciando casas y desalojando espacios
okupados. La lista de situaciones sangrantes y degradantes es
interminable, y es que nunca antes había quedado tan claro que la vida
para ellos significa la muerte para nosotros.

¿Pero cómo vamos a cuestionar la situación si vivimos la crisis
sanitaria más importante que nadie recuerda? No pretendemos restarle importancia a la extensión del virus. No tenerlo en cuenta sería precisamente legitimar los riesgos a los que quedan expuestos los trabajadores que acuden cada día a sus centros de trabajo.
Pero queremos transmitir que la crisis ya estaba. La crisis es el
capitalismo, y hoy vemos como se recrudece y como se perpetúa con un ejercito de militares y policía en las calles velando por los intereses
de los ricos. En España, con el auge de la precarización que esta crisis impondrá, se ha sancionado de media a 15000 personas por saltarse el confinamiento desde el comienzo del estado de alarma. Queremos pensar en como queremos a vivir a partir de hoy, y no en como podemos sobrevivir.
Y para eso tenemos claro que el verdadero enemigo es el mismo de
siempre.

Es el poder electo, son las empresas que por la misma naturaleza del
sistema capitalista no pueden hacer otra cosa más que explotar, es la
policía que reprime, es el ejercito en las calles, son las cárceles que
castigan y persiguen la pobreza que generan, son los bancos que acumulan beneficios manchados de la sangre de los que se quedan por el camino.

Por eso planteamos una confrontación contra el estado de las cosas. Por eso estamos hoy en la calle. Porque los que saquean, golpean, humillan, torturan y asesinan, son ellos, condenándonos a la vida que nos obligan a vivir.
Por eso legitimamos los saqueos a supermercados, las huelgas de
alquileres, los espacios okupados, las revueltas en las prisiones, el
fuego a los bancos, el ataque a inmobiliarias. Por eso combatimos el
fascismo que pretende utilizar estos momentos para avanzar espacios y coger un trozo de pastel.
Odiamos la normalidad y no echamos de menos nuestra vida de antes.
Porque nuestra vida de antes ya era muerte.
Odiamos tanto el mundo en el que vivimos como amor llevamos para
construir uno nuevo.

Y porque odiamos esta mierda, estamos en la calle para luchar contra
ella, porque tenemos claro que es la única opción realista que nos
queda.
Porque la única opción posible es la anarquía.

 

¡ABAJO LOS MUROS DE TODAS LAS PRISIONES!

En estos 3 meses el encierro ha estado y sigue estando en boca de todo el mundo. Las que estamos fuera hemos vivido situaciones angustiosas derivadas de este: la angustia de no poder ver a quien queremos, el miedo a la policía, el aburrimiento, la monotonía y las conversaciones tediosas de las que no podemos escapar, los días y las noches que se suceden así sin más…

Teniendo en cuenta toda esta angustia derivada del encierro nos
preguntamos ¿cómo puede servir la cárcel para la reinserción social?
Esta es la primera mentira que hoy queremos desmontar: la cárcel es un instrumento de tortura y castigo por lo que no reinserta, destruye a las personas. La segunda mentira que nos encontramos es: ¿qué eso de la reinserción social? ¿No será quizás que es la sociedad la que no
funciona, a la que hay que cambiar y no a las personas que en ella
habitan?¿No será que vivimos en un sistema injusto y que la cárcel se
utiliza para ocultar esta realidad?

Para nosotras está claro, la cárcel sirve para encerrar a lxs pobres,
acallar las voces de lxs desheredadxs y castigar la disidencia social y
es por esto que un día como hoy, hemos venido para dar voz a lxs
compañerxs presxs. A aquellxs para lxs que el encierro forma parte del cotidiano, para las que el silenciamiento y el aislamiento son parte de su día a día. Nosotras que hoy okupamos las calles, hemos venido para amplificar el grito de aquellxs que a pesar del encierro, el
aislamiento, la tortura, la falta de asistencia médica, el miedo, el
sometimiento y el castigo siguen luchando con su dignidad por delante.

Hemos venido para recordarles, a ellxs y a todxs lxs que ya no están,
para que sepan que la lucha sigue y que nos inspiran con sus actos a
seguir día día. Y no sólo eso, también estamos aquí porque estamos
hartas de que el capitalismo y su mejor amigo, el Estado, nos vendan la moto de la sociedad pacífica y bienestarista.

No vamos a legitimar más esta patraña y codo a codo vamos a hacer frente a este monstruo inmenso que es la cárcel y que con nuestra fuerza se va a hacer chiquito.

¡abajo los muros y viva la anarquía!

CONTRA LA DIGITALIZACIÓN DE NUESTRAS VIDAS

El desarrollo de la ciencia cibernética a mediados del siglo pasado ha
con-figurado el mundo en base a la lógica del sistema tecno científico y digita lizado cada aspecto de nuestra vida. Este proceso de
virtualización se está acelerando como causa de la crisis sanitaria del Covid-19, supone la transformación del capitalismo industrial en el capitalismo digital.

Una vez desposeídos de nuestra comunidad, de nuestros lazos el sistema digitaliza cada actividad de nuestra vida, no sólo para maximizar beneficios, para hacernos totalmente dependientes del mundo máquina donde cada uno de nuestros movimientos está mecanizado y mediado por la tecnología. Este aislamiento social que produce el mundo-máquina anula al individuo ya que configura sus experiencias, sus deseos, sus capacidades, etc. Su forma de ver y actuar en el mundo queda bajo la lógica capitalista. Las múltiples dimensiones de la realidad quedan reducidas al mundo virtual. La aceleración del tele trabajo, mediante la cual se reducen las posibilidades de resistencia de los trabajadores, de la escuela digital que significará un aumento de los problemas de cognitivos y relacionales en los niños, de la tele medicina dirigida por algoritmo.

Todo ello significa la deshumanización de nuestras actividades y
configura un mundo tecnototalitario. Igualmente la aceleración de la
Inteligencia Artificial y el big data supone un aumento significativo
del control social sobre nuestras vidas ya que nuestros movimientos
(virtuales y reales) quedan vigilados y monitorizados, nuestro espacio
se llenará de miles de cámaras, antenas, sensores, drones y demás
artefactos que darán lugar a la sociedad de la vigilancia. La
devastación ecológica necesaria para la digitalización del mundo dará
lugar a grandes catástrofes (en realidad ya están ocurriendo), la
extracción de materiales, la fabricación y distribución de los aparatos
convierte el mundo en un vertedero químico; la cantidad de energía que se necesita para el mantenimiento de este sistema su pone un
aceleramiento del cambio climático, en definitiva es una clara
contribución a la devastación.
Luchar por una libertad que no cabe en sus racionales cálculos supone negarnos al control tecnocientífico sobre nuestras vidas y oponernos a aquellos que quieren artificializar cada aspecto de nuestra vida.

¡¡Muerte al progreso y viva la anarquía!!

 

El panfleto en PDF

 

 

Caravana de vox en Ciudad Real. Respuesta y represión policial.

Hemos leído en varios medios de comunicacion, y nos han enviado varias fotos y crónicas al correo (gracias!) que en la manifestación de coches de los nacionalistas y fascistas de vox, dos personas vestidas con ropa sanitaria, han sido idetificadas cuando protestaban contra el fascismo.

Portaban carteles en donde se leía: «el fascismo también es un virus» «las sanitarias curando las fascistas contagiando» y «vuestras banderas no curan». Se han puesto en un paso de cebra enseñando los carteles a los coches que llevaban banderas de españa.

El trato que han recibido por parte de la policía ha sido el de siempre: amenazas, empujones, agarrones y paternarlismo. Se les ha advertido que pueden ser acusadas de un delito de odio o de desobediencia a la autoridad, así que pedimos que estemos todxs antentxs para organizar una respuesta en caso de que esto suceda.

Los fascistas tenían que ir por un carril de dos calles y han terminado ocupando todos los carriles, obstaculizando el paso a ambulancias y coches de particulares que iban al hospital. Aquí se ve que es lo que les importa y por lo que se movilizan: por su privilegios y contra la salud y libertad de lxs demás.

La policía, por cierto policía dirigida por PSOE y Unidas Podemos, no ha identificado ni parado a ninguno de los coches que se saltaban de carril o que se salían del recorrido. Tampoco a las que iban andando o en bici con banderas de españa. Sin embargo sí que lo ha hecho con otrxs que iban en bicicleta o paseando y se han solidarizado con las que llevaban los carteles, han sido identificadxs, por lo que nos dicen, al menos dos personas más.

Nada nuevo bajo es sol, sabemos lo que hay, no es una cuestión de victivismo, es señalar cómo la policía protege a quién protege y reprime y ataca a lxs de siempre. No es raro ver policías en activo o jubilados en estas movilizaciones.

Solidaridad con lxs represaliadxs.

Ahora y siempre a combatir al fascismo.

 

 

 

 

Convocatorias nacionalistas-fascistas en Ciudad Real.

Nos han informado que unos pocos fascistas se juntan desde hace un par de días a las 21h en la Plaza de Cervantes de Ciudad Real.

Además, para el sábado 23 de mayo el partido Vox ha convocado una manifestación en coches frente al Hospital General de Ciudad Real a las 12h. Irán por la calle Reyes Católicos y Tomelloso.

Motivos para luchar contra estas convocatorias hay de sobra, elige el tuyo pero muestra tu rechazo.

Fuera fascistas de nuestras calles.

 

Publicación: Contra el G5.

Recibido en el correo:

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Publicación: «Contra el 5G». Recopilación de textos contra la red 5G.
Análisis y críticas internacionales.

Pinchar en la imagen para descargar en PDF:

 

Salas de apuestas, otro virus.

Compartimos este texto, sacado de la página de lxs compas de DiarioDeVurgos.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –  –

Con el coronavirus llegó el parón en las competiciones deportivas y con ello el fin de la mayoría de las apuestas, pero debemos recordar que este tipo de negocios (ahora sólo disponibles de manera online) no sólo ganan dinero con las apuestas deportivas (aunque estas sean una de sus principales fuentes de ingresos), ponen a nuestra disposición un gran número de formas de vaciarnos los bolsillos: poker, ruleta,…
De hecho, una de los pocos gastos que han aumentado con el coronavirus es el poker online. Es lógico, personas con adicción encerrados en casa con mucho tiempo libre y una conexión a internet, una trampa perfecta.

¿Y qué ha pasado con los locales? Muchísimas salas de apuestas, casinos, bingos, … cerrados (al igual que el resto de comercios). En diversos medios de comunicación hablan de ellos como unas de las grandes víctimas. Suena casi paradójico que llamen víctimas a los verdugos de tantas personas.
Pero una vez más parece que los empresarios del juego no tienen de qué preocuparse. Es bien sabido que tiene amigos entre la clase política (un ejemplo lo tenemos con Rafael Catalá contratado como colaborador externo y asesor global de relaciones institucionales en Codere). De momento Almeida ya ha dicho que en Madrid se les rebajaran los impuestos, ¿será el único?

– – – – – – – – – – – – – – – –

Nota de Aleva: Queremos recordar que por esta zona también se está dando batalla a este virus, el de las apuestas:

[Ciudad Real] ¡Fuera las salas de apuestas!

 

 

Llamado de Solidaridad para el aniversario de la Operación Arca.

Recibido en el correo electrónico:

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

El próximo Miércoles 13 de Mayo se cumple un año de la Operación
policíal «Arca» por el que dos compañeras anarquistas fueron detenidas, acusadas de realizar diversas acciones contra la propiedad privada, bancos, inmoviliarias, partidos políticos, acciones en solidaridad con otros casos represivos… y por ello, acusadas de Terrorismo.

Queremos hacer por esto, un llamamiento a la solidaridad activa. Que las acciones no caigan en el olvido. Que las compañeras sientan nuestro calor. Que se extienda la creatividad, la espontaneidad y la rabia.

¡Que la lucha no muera!

 

Cartel+texto sobre la pandemia del Covid.

Recibido en el correo eletrónico:

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Compartimos este diseño para carteles que hemos hecho con motivo de la situación de mierda que estamos viviendo.

Nuestra intención con ellos no es solo plantear la necesidad de dar respuestas aquí y ahora a este escenario tan insólito en el que nos encontramos (ya sea vulnerándolo puntualmente y con precaución para atacar la domesticación y las medidas de estrangulamiento social y económico o de militarización y policialización de la vida y de la calle que están introduciendo con la excusa del virus o aprovechándolo para tejer redes de apoyo mutuo, solidaridad y cuidados entre vecines o grupos que estén activos en nuestro barrio o ciudad) sino también, y sobre todo, animar a permanecer alerta. La cuarentena pasará, poco a poco irán reduciendo (aparentemente) su control y pretenderán que creamos que hemos «vuelto a la normalidad», que ya «estamos como antes». Para nosotres no existe ningún «antes» al que merezca la pena volver. Por eso, cuando esto termine creemos que será urgente encontrarnos, hablar, abrazarnos por mucho que lo desaconsejen y conspirar, plantearnos en serio qué respuestas colectivas podemos dar para evitar ser los pringaos a quienes les pasen la factura, otra vez, de los platos rotos de este sistema en su enésimo desastre. En Francia los asesinatos policiales han tenido respuesta ya en las últimas noches con ataques a comisarías y enfrentamientos con la policía primero en las periferias parisinas y luego en otras ciudades como Toulouse, Villefontaine o Saint-Denis. En Italia los sabotajes descentralizados y los saqueos se extienden también. En Chile sigue habiendo quienes, con las medidas oportunas, también han salido para evitar que lo conseguido en estos meses de revuelta no se pierda en la amnesia confinada y mantener vivo el espíritu de la Plaza Dignidad. En Bélgica también estallaron los disturbios tras el asesinato de un chaval de 19 años a manos de la policía y hay cientos de personas detenidas. En Grecia tampoco han parado los ataques, bancos incendiados y escuadrones policiales golpeados en Tesalónica, Atenas, Patras. En Portugal molotovs contra el Parlamento en Lisboa. En Madrid sabotajes a inmobiliarias y otras acciones… No queremos animar a nadie a actuar de forma imprudente con su propia salud o con la de las demás, evidentemente entendemos también cierta responsabilidad social frente al virus y las medidas (de sentido común más que de «seguridad») que creemos que deberían conllevar dado sobre todo el contexto con el sistema sanitario y otros servicios. Solo planteamos otras formas posibles de atravesar esta situación.

No nos da miedo la crisis porque hemos asumido que llevamos en ella desde que nacimos. Forcemos las grietas…

Anarquistas

 

Solidaridad con Gabriel Pombo da Silva

Recibido en el mail:

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Secuestro de Gabriel Pombo da Silva por parte de las fuerzas
armadas portuguesas y entrega al Estado español.

Compartimos información sobre el secuestro que está sufriendo Gabriel desde el 25 de enero así como la eminente entrega al Estado español para ser juzgado por la jueza Mercedes Alcázar Navarro del Juzgado Penal nº2 de Girona.
Toda la información está detallada en el cartel y faszine que se
adjuntan: animamos a imprimir y difundir esta información por los
confines del espacio para que se sepa lo que hacen las fuerzas fascistas y antilibertarias y que la sociedad sepa de este nuevo caso de terrorismo de Estado.
Más allá de la difusión, se está llevando a cabo la recaudación de
fondos para costear la defensa de Gabriel. Para colaborar con los gastos de la defensa se puede:
-Ingresar en la cuenta corriente abierta para la defensa de Gabriel: Más información en el fanzine.
-Comprar su libro: Diario e ideario de un delincuente. Su precio es de
10€. Para adquirirlo puedes contactarnos en este correo o mediante el
SOV-CNT Vigo (adjúntase hoja informativa del SOV-CNT Vigo para la
compra).
-Por último, organizar actividades, jornadas o cualquier acción por su
defensa y poner sobre la mesa lo que sucede .
En Vigo vamos a hacer unas rifas a 1€/nº bajo el lema: Por los derechos humanos de las personas bajo custodia.
Para el premio pensamos en una cesta con material de diferentes
individualidades/asociaciones/organizaciones. Por lo tanto, si queréis
colaborar aquí esperamos vuestra respuesta.
Sin más, gracias por la atención
¡Difusión! ¡Acción!
¡POMBO LIBRE!

Fanzine para descargar: Diario e ideario de uin delincuente.

Un hasta luego, o quizá, un adiós.

Hace unos de días nos dimos de bruces con la noticia del cierre, temporal pero puede que defintivo, del blog La Rebelión de las Palabras.

No queremos hablar sobre temas que lxs compas que lo gestionan ya abordan en su texto, poco más tenemos que añadir.

Lo único que nos gustaría decir(les) es que cuando empezamos con este proyecto, nos apoyaron y ayudaron en todo momemto, haciéndonos sentir mucho menos perdidxs y un poquito mejor en un mundo tan frío y hostil como internet.

Hemos accedido a muchísima información gracias al curro de traducción y recopilación que habéis hecho, nos habéis dado a conocer historias que nos han conectado con personas que pedían solidaridad a miles de km, hemos visto discusiones que nos han enriquecido y hemos podido difundir y agitar con material que a lo mejor se hizo en la otra punta del mundo.

De todas formas, los proyectos mutan, y también mueren. Y las energías por acabar con la dominación se trasladan a otras luchas, otras tácticas.

Esperamos coíncidir con vosotrxs en algunas de ellas.

Abrazos anárquicos.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Texto de lxs compañerxs de La Rebelión de las Palabras.

Un hasta luego, o quizá, un adiós…

Hola a todes.

Desde un tiempo a esta parte, venimos cuestionándonos de forma interna la utilidad real de este blog para los movimientos sociales, o revolucionarios, de nuestro entorno y más allá. Hemos intentado revisar cuáles eran realmente nuestras aportaciones a la lucha y cuáles, en cambio, contribuían solamente al espectáculo, el folclore, y un radicalismo puramente estético. Hemos querido echar la vista atrás, ver los cambios en las noticias y materiales, las derivas que habíamos tomado, un poco impulsades por nuestro propio criterio, pero también por las fluctuaciones en el tipo de contenidos que nos llegaban. A través de este ejercicio, nos dimos cuenta de que también teníamos otra necesidad, que tenía que ver con la forma en que determinados movimientos o espacios de lucha nos percibían y contaban o no con nosotres como un espacio de difusión para sus iniciativas, convocatorias, proyectos o reflexiones. Y esto, a su vez, nos llevó a la situación que tenemos ahora.

Sabemos que los tiempos han cambiado, y aunque parezca que siempre han estado ahí y a pesar de que muchas personas son ya incapaces de imaginarse el mundo sin la mediación de esas telarañas, cuando este blog (antes alojado en Blogspot) comenzó su camino, hace unos 10 años (¡se dice pronto, eh!), las redes sociales apenas tenían presencia en nuestras vidas (por supuesto, estaban ahí, pero no tenían la ubicuidad omnipresente y omnipotente que tienen ahora, ni mucho menos), y realmente sentíamos que los blogs o los portales web antiautoritarios eran proyectos importantes, que cumplían un papel importante, y estaban insertos directamente en las luchas de su entorno, como amplificadores de las acciones y proyecciones de las mismas, y como cosecha a su vez de las noticias que llegaban, a un ritmo también muy diferente y con unos vínculos bastante más auténticos, desde otros territorios, desde «el exterior». Lo que se hacía, los debates que se tenían, daban contenido y a su vez, el contenido generaba debates reales y proyectos en la calle, fanzines, publicaciones, grupos de peña con ganas de hacer cosas organizándose de forma espontánea y experimentando, en una constante dialéctica de impulsos. Ahora, en cambio, la realidad nos golpea y, ya sea por honestidad o por respeto, nos obliga a recular y a hacer autocrítica y crítica a la vez.

El hecho de que la mayor parte de proyectos del estado español (centros sociales, ateneos, locales anarquistas o no específicamente anarquistas pero sí afines a unas fórmulas de auto-organización y un planteamiento autónomo y combativo, colectivos diversos, individualidades…) hayan dejado de utilizar herramientas como este blog para difundir sus proyecciones nos hace pensar que ya no consideran estas herramientas como suyas, sino que de algún modo hemos ocupado una esfera de lo ajeno. Esto no lo decimos con afán de reproche, para nada, y tal vez no sean más que nuestras propias impresiones, pero sí nos entristece, y no por el hecho de que X gente no nos mande sus convocatorias, sino porque ésto pone en entredicho la única razón de ser de un proyecto como éste. También sentimos ésto cuando vimos que recibíamos más noticias y peticiones de difusión de convocatorias de lugares que se encontraban a miles de kilómetros de distancia, que de nuestro propio entorno. Cuando vemos que esos mismos colectivos cercanos en la geografía priorizan (cuando no utilizan en exclusiva) las redes sociales como Facebook o Twitter, sobre las que tanto se ha discutido y hablado, mientras que no se cuenta con proyectos afines, auto-organizados y vehiculados por servidores de naturaleza también cercana, como Noblogs, Espiv u otros (dentro de la contradicción de asumir el uso de Internet sabiendo que es, por defecto, «terreno enemigo») entonces, al menos para nosotres, llega el momento de plantearnos si merece la pena seguir con ésto, y la verdad es que creemos que no. Hemos llegado al punto en el que sentimos que contribuimos a una imagen de nuestras luchas totalmente ficticia, desconectada de las calles y sus inquietudes y tensiones. No queríamos seguir desde la desmotivación.

Además, sentimos, como ya hemos dicho, que se da una importancia excesiva a la imagen y el folclore, sin pararnos a pensar qué tipo de proyectualidades alimentábamos con ello, y qué discursos poníamos en el centro, deslizando el debate hacia un enfoque paralelo desconectado de la realidad cotidiana de los lugares y relaciones que habitamos. Queremos recuperar la cordura, bajar de las nubes, poner los pies en el suelo, ensuciarnos en el terreno inmediato en el que nos encontramos, y hacerlo con la convicción de que estamos presentes no solo en nuestros guetos sino también en las contradicciones y tensiones de otras. Porque nos cansa la egolatría de determinados planteamientos, los juicios, la superioridad moral, y el enfoque mayormente estético, el «nepotismo» radical, que también nosotres proyectamos en infinidad de ocasiones a través de nuestra labor aquí, y en los contenidos y reflexiones a los que de algún modo terminamos dando prioridad.

A ésto tendríamos que sumar la necesidad de algunas personas que participamos en esto desde hace más tiempo de cuidar nuestra salud mental, priorizarnos, y dejar a un lado proyectos que nos exigían una disposición más o menos rutinaria y constante, y un trabajo que no siempre podíamos hacer (con la carga de cierta ansiedad que ésto nos provocaba a medio-largo plazo), y que por momentos incluso dejaba de ilusionarnos, por motivos que no necesariamente tienen que ver con lo expresado más arriba en este escrito, sino por muchas otras razones. Necesitamos aire, y creemos que es hora de tomarnos un descanso.

A lo largo de todos estos años, el blog ha sido llevado por una sola persona, exceptuando este último año o dos años (más o menos) en que, efectivamente, otras personas se sumaron de manera un poco intermitente, y empezamos a usar un plural mayestático en parte por visibilizar este cambio pero, sobre todo, por una mezcla entre despistar y hacer la gracia. Pese a todo, los vínculos siempre han conectado a más de una persona, y la actividad en este blog nos ha permitido conocer a muches compañeres, con algunes de les cuales forjamos poderosos lazos que duran hasta hoy (otros, en cambio, han quedado, afortunadamente, en el olvido) y que han dado lugar a otros proyectos y vínculos. Hemos pasado por diferentes etapas, en todas hemos cometido errores, hemos sucumbido a muchas cosas que condenábamos, hemos aprendido y hemos corrido riesgos y, al mismo tiempo, hemos tenido la sensación de no estar haciendo lo suficiente y la necesidad de ir mucho más allá y de no quedarnos en la soledad y la madera de árbol hueco que a veces es lo virtual. También hemos hecho aportes que otros colectivos nos han hecho llegar que les han servido, traducciones, reflexiones, ediciones, y eso es, posiblemente, lo que más valoramos, junto a la cantidad de afinidades (¡y de discrepancias!) que nos hemos encontrado, y los frutos que algunas de esas casualidades han dado. ¡Eso que nos llevamos!

No queríamos caer en ningún discursito moralizante ni en ninguna nostalgia resentida porque odiamos esos finales y porque, volvemos a decir, comprendemos estos cambios y el efecto que han surtido también dentro de nuestros entornos, y nosotres hemos usado redes sociales, algunes las siguen usando, y pese a nuestras abundantes críticas no creemos que su uso esté mal per se (y sobre ésto podríamos debatir durante horas, pero por favor, cara a cara). Al final lo hemos hecho, hemos caído en ambas cosas, la moralina y la nostalgia, lo sentimos. Tampoco queríamos que esto sonase a despedida amarga, pero creíamos necesario explicarnos y dejar escrita una pequeña crítica para que aquelles compañeres que así lo sientan y quieran, la recojan e interpreten como consideren. No es nuestra intención dar lecciones, sino simplemente irnos como llegamos, tratando de aportar al debate.

No pensamos que vayamos a dejar vacante nada. Quedan muchos otros proyectos de contrainformación o comunicación anarquista o antiautoritaria en Internet con los que en un momento dado hemos encontrado (y en algunos casos compartido en cierta profundidad) bastante afinidad, y que hacen un gran trabajo. Por reseñar unos cuantos: Briega, Portal Libertario Oaca, ALasBarricadas, Tokata.info, Publicación Refractario, Anarquia.info, AlGrano, Aleva y, para quienes sois más políglotas, otros como 325 (un enorme saludo para elles), Act For Freedom Now!, Enough is Enough, CrimethINC., y otros muchos que podéis ver en la columna lateral derecha del propio blog. Pero sí nos gustaría que, por favor, recuperásemos el espíritu conspirativo que tenía la comunicación anarquista en otro tiempo. No hablamos de renunciar al ordenador o al móvil y limitarnos a planchas de imprenta clandestinas como si viviésemos en el S. XIX, como decimos, los tiempos han cambiado, pero sí de intentar cuidar más nuestra comunicación y de potenciar (frente a las grandes plataformas y los grandes medios del enemigo) los proyectos que han nacido con la intención de ser un pequeño amplificador más para las voces y para las revueltas que desde las calles de nuestros barrios, pueblos o villas desarrollan iniciativas y raíces sin domesticar que agrietan la gris losa de cemento de los amos, invaden sus jardines y dan luz a bosque y nueva vida.

El blog permanecerá abierto, pero, en principio, no vamos a volver a publicar en él, al menos por un largo período de tiempo.

Ha sido un placer, en muchos sentidos, y estaremos encantades de reencontrarnos o de conocernos y descubrirnos en otras historias, en otros momentos y lugares. Nos vemos en las calles, porque allí es donde se encuentra la lucha. Siempre ha estado allí, nosotres no.

¡Viva la anarquía!

La Rebelión de las Palabras

Proyecto virtual de contrainformación anarquista

 

 

. . . . . . . . . . . . . . . . . .

** Lxs compas de www.alasbarricadas.org aprovechando la misma noticia han escrito un texto que queremos también añadir a esta entrada.

Texto de alasbarricadas.org

Desde este mismo portal allá por 2.012 reflexionábamos sobre las «virtudes» (que no) de la web 2.0 y acordábamos que, pese a generarnos un asco inmenso el modelo de red social estilo FB (más aún cuando dejó de ser posible emplearla con pseudónimos), crearíamos allí una cuenta dados los intentos de suplantación del portal para que al menos nadie en esas redes se llevase a engaño sobre el contenido que desde aquí compartíamos. El acuerdo también incluía que la info a esas RRSS fuese «desatendida», esto es, nadie tenía que dedicarle ni un minuto de su existencia a «dinamizar» contenidos en aquella época en la que «Community Manager» nos sonaba simplemente a otro bullshit-job que diría David Graeber. Nuestro pequeño corazoncito cyberpunk se estremecía ante la insania del control total, la pesadilla panóptica de Bentham se convertía, para muchos, en sueño de conectividad (mediada por el capitalismo) y cercanía.

Los años han pasado y cada vez nos sorprendía menos que la gente compartiese en redes altamente monitorizadas contenidos políticos de los que empresas capitalistas sacaban tajada (recordemos: nos «dejan» su infraestructura a cambio de conocer todos nuestros movimientos y que les creemos el contenido que ellos no pueden/saben/quieren crear). Dejábamos a las Brigadas de Información estupefactos también ante la facilidad para poder trazar un «mapa» de los contactos y colegas que mantenía cada activista. Pasamos de la fijación (que algunos aún mantenemos) por el anonimato y disolución de la autoría a ser etiquetados en fotografías que nunca quisimos vieran la luz y poner «Me interesa» a una charla o taller que no nos interesaba nadie más necesitase conocer. Pero ya resultaba casi la única forma de estar al día de conciertos, eventos, talleres y charlas. Parecía que «nos sentíamos más cerca» cuando en realidad la economía de la atención se estaba imponiendo, junto a la geolocalización ya masiva a partir de la imposición generalizada del smartphone (porque así ha sido: imposición, o tienes whatsapp o muchos de tus amigos ya no lo serán). Llegó Cambridge Analytica, llegaron las manipulaciones masivas a través de redes. Y una vez más observamos, estupefactos, como nada cambiaba pese a tales revelaciones. Los foros se fueron extinguiendo, el intercambio crítico de ideas se redujo a 180 caracteres, los debates sosegados y pausados con perfectos desconocidos mutaron en pequeñas burbujas de afinidad transidas de publicidad y ojos onerosos.

Si antes recibíamos numerosos comunicados vía correo o a la planilla de Noticias y nos enorgullecíamos de tener una Agenda Libertaria con eventos de toda la geografía del estado español, estos comenzaron a reducirse exponencialmente y casi se reducían a sindicatos que nos mantienen en su lista de «Comunicados de Prensa» pero que jamás aportan, por ejemplo, el link a la noticia en sus propios medios para al menos realizar la labor de forma sencilla: ahora a cada comunicado le sigue un rato de búsqueda del mismo en sus propias redes para poder tener esas imágenes alojadas. Así, el «modo de producción» cambiaba: se trataba de «seguir» y rastrear a numerosos colectivos anarquistas por sus «RRSS», buscar proactivamente esa información, alojar todas las imágenes y datos en servidores no comerciales, multiplicando a su vez exponencialmente el tiempo que necesitábamos dedicar a cada noticia (recordadlo compas «CM»: vuestras fotos en FB/TW son efímeras y un sencillo cambio en la cuenta hace que, a dos años vista, desaparezcan por completo) y obligándonos a tirarnos horas en redes que despreciábamos y detrayendo tiempo para la reflexión serena. Cada vez más nos preocupa la pérdida de memoria militante, esto es, la práctica imposibilidad de tener un listado somero de las cosas que realmente hacíamos o la posibilidad de encontrar aquel dato, aquella charla que uno recordaba entre el tráfago absoluto de las redes. Debates que sólo se dan en TW sobre cuestiones realmente necesarias para el movimiento y cuya mera exposición en un tablón «público» (para quien tenga cuenta y tiempo diario para revisar toooooooooodo el timeline de toooooooda la gente) se convierte en «aviso suficiente» (recordamos algunos casos de gestión de agresiones en nuestros espacios convertidos en disputas online de los que ni hoy queda ya rastro, ni llega aviso al resto de colectivos potencialmente interesados para que articulen una respuesta).

El año pasado, FB nos lo puso fácil: directamente baneó todo nuestro dominio de sus servidores sin respuesta alguna, salvo un «you shared political contents» sin posibilidad de enmienda. Durante un breve período intentamos, al menos, corta-pegar aquellas situaciones más urgentes o que requiriesen una difusión «extraordinaria», pero tanto la calidad del formato del texto como la dificultad para agregar links, imágenes, etc. nos suponía, al final, los X minutos de buscar la info, los Y de verificarla, buscar fuentes, añadir imágenes y maquetar, y ya los Z de encima tener que ponerlo en FB. Para algo que antes serían X-Y-Z minutos ahora estábamos empleando casi una hora para lo que antes nos suponía 10 minutos, empeorando, y mucho, nuestra capacidad para hacer cosas realmente productivas como deglutir textos y propuestas y poder fundamentarlas con garbo. Luego llegó, también, TW, y lo que antes eran conversaciones vía mail con compas a los que sentíamos cercanos se convirtió en un frío «follow» y horas y horas diarias con el scroll para llegar a la info que realmente interesa descartando un montón de ruido por el camino. Porque de eso se trata esta economía de la atención, darte un pequeño refuerzo positivo cuando a alguien «le gusta» lo que expresas (aunque en la vida real te resultaría idiota que te sobaran el lomo por compartir una reflexión sin rebatírtela o complementártela) y por lo demás tenerte todo el día mirando una pantallita que pita y vibra mientras desatiendes lo que está a tu alrededor.

Desde esta web seguimos apostando por la contrainformación de calidad, documentada, meditada, perdurable en el tiempo y, sobre todo, fuera de la lógica capitalista y autogestionada. Rehuímos de lo espectacular, del arte por el arte, de la performatividad de discursos vacíos cuando no se acompañan de una praxis constante. Por eso nunca verás un anuncio en esta página, ni reivindicaciones de ciertos actos a los que no podamos ofrecer una cobertura legal e informática adecuada que asegure, valga la redundancia, su seguridad; ni una cesión de datos a terceros, ni fotos de gente que no quiere ser fotografiada; ni una información sin su fuente original para poder contrastarla; ni una imagen a la que no intentemos, al menos, acreditar su autoría para quien así lo prefiere. Y ese esfuerzo, como les ocurre a los compas de «La Rebelión de las Palabras», cuesta, desgasta, supone dedicarle muchas más horas al día para tener mucha menos difusión y aportes críticos o debate. Y con ellos os dejamos para que os cuenten su análisis de la situación.

 

 

Surge el grupo de apoyo Quemando Arcas.

Hemos recibido en el correo eletrónico, la noticia de que se ha creado este grupo de apoyo a las compas represaliadas hace ya casi un año y acusadas de terrorismo.

Compartimos toda la información que nos mandan y enlazamos el blog más abajo y en nuestra columna de la derecha, donde quedará permanentemente.

¡Solidaridad con las compañeras encausadas en la operación Arca!

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Hola compas!
Queremos recordar que el 13 de mayo de 2019 el Estado español volvió a desplegar su aparato represivo contra el movimiento anarquista en la llamada Operación Arca, llevándose detenidas a dos compañeras bajo la acusación de terrorismo y siendo investigadas por diversos ataques a inmobiliarias, cuerpos represivos, bancos y partidos políticos.
A día de hoy, casi un año después, continúa la investigación sobre las
compañeras y su entorno, y sobre las campañas y acciones que reivindican algunos sectores del anarquismo madrileño. A raíz de esto hemos creado el grupo de apoyo Quemando Arcas y desde este os escribimos hoy.
Queremos invitaros a solidarizaros con las compañeras represaliadas y a compartir nuestro repudio por las instituciones y su aparato represivo, de cualquier forma que veáis. Os adjuntamos el nuevo blog del grupo de apoyo en el que iremos subiendo las novedades del caso, futuras convocatorias, muestras de solidaridad y diferentes textos. Os animamos también a difundirlo y a estar atentas.
Un fuerte abrazo ¡LA SOLIDARIDAD NUESTRA MEJOR ARMA!

https://quemandoarcas.noblogs.org/

 

Cartel:

 

Madrid cuarentena city nº2

2º de «Madrid Cuarentena City», mediados de abril, publicación por la
guerra social en tiempos de estado de alarma.

En este número podéis encontrar:

-Todo va a ir bien.
-Trabajo, producción y consumo. La rueda de la explotación continúa.
-Crónica de la guerra social en estado de alarma.
-La solidaridad como arma.
-La ciudad: caldo de cultivo para enfermedades y control social
-De aquellos fangos estos lodos.
-Llamamiento a extender la okupación: «Okupa la cuarentena»

 

Para descargar en PDF pinchar en la imagen:

 

 

 

Carteles contra lxs chivatxs y lxs militares.

Hemos recibido en el correo eléctrónico estos dos carteles. Hay bastante modelos circulando por ahí, así que si tienes el tuyo favorito envíalo e iremos haciendo esta entrada más completa. Si te gusta alguno que está en otro idioma tradúcelo si quieres y mándalo.

Compartamos material, creemos lazos es estos tiempos de encierro donde nos quieren más aisladxs.

Nunca chivatxs, nunca policías.

 

 

[Actualizado] Huelga de alquileres desde el 1 de Abril.

El día de ayer, 1 de Abril había convocada a nivel internacional una huelga de alquileres por la nueva vuelta de tuerca de precarización, explotación y autoritarismo que el sistema está desarrollando con la excusa de la pandemia del Covid-19.

A nivel estatal, desde hace ya muchos días, unos pocos colectivos, asambleas, individualidades coordinadas y sindicatos de inquilinas dieron un paso adelante y empezaron a darle forma a la convocatoria en el estado español. Tuvieron que aguantar, para no variar, los intentos de paralización y domesticación. Pero resistieron.

Hasta donde sabemos por aquí no se ha formado ningún grupo de apoyo a la huelga ni hay sindicatos de inquilinas pero sí que se está moviendo información.

Nos ofrecemos para poder mover dicha información, como también dudas que puedan surgir o noticias y denuncias y poner en contacto a huelguistas con grupos que puedan asesorar.

Iremos actualizando esta noticia y subiendo más información pero vamos a empezar compartiendo la información que hemos recibido al mail por parte del grupo Huelga Vivienda Madrid (gracias!) y la que las compas del sindicato de inquilinas tienen en su blog.

 

 

 

Panfleto en PDF sobre la huelga listo para descargar y compartir:

Panfleto Huelga Alquiler

 

Manifiesto en PDF listo para descargar y compartir:

MANIFIESTO HUELGA

 

De las compas del Sindicato de Inquilinas de Gran Canaria sacamos estos dos modelos de burofax y las enlazamos y animamos a visitar su blog, con mucha más info.

Burofax persona física

Burofax persona jurídica

Blog:

https://sindicatodeinquilinasgc.noblogs.org/

 

[Actualización 30/04/2020]

La gente de Huelga de Vivienda Madrid nos ha enviado al correo nos ha enviado esto:

Queríamos informaros y proponeros una campaña para iniciar los próximos días, pensada para iniciarse el 1 de mayo.

A medida avanza la huelga de vivienda, las presiones por parte de los
propietarios y las inmobiliarias a los inquilinos huelguistas y sus
redes de apoyo están aumentando.
Se repiten las llamadas, amenazas de procesos de huelga, etc por parte de los propietarios.

Queremos devolverles esta presión. La idea es recopilar la información de contacto de propietarios e inmobiliarias para hacerla pública por las redes y que la gente, inquilinos, huelguistas y redes de apoyo puedan establecer medidas de presión mediante comunicaciones por teléfono, faxes, correos electrónicos y demás.

Estos son los dos modelos de texto:

 

Por otro lado, lxs compañerxs del Sindicato de Inquilinas de Gran Canaria han sacado esta pedazo de Guía Legal.

[…]La Comisión Jurídica del Sindicato de Inquilinas de Gran Canaria, en un esfuerzo descomunal y sin precedentes, ha ido compilando las dudas más frecuentes, la principal jurisprudencia al respecto, toda la información actualizada del último RD 11/2020, y ha elaborado un potente dossier que trata de servir de guía para que las huelguistas, y en general cualquier inquilina, pueda estar informada sobre las consecuencias legales de la huelga y en general sobre sus derechos como arrendataria.

Guía legal para la Huelga de Alquilieres. Preguntas frecuentes.

 

 

¡No cobramos, no pagamos!

[Madrid] cuarentena city: nueva publicación anarquista.

Compartimos con todxs el primer artículo a modo de introducción de esta nueva publicación gestada en tiempos de cuarentena y por la guerra social.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Sale a la luz el primer número de una nueva publicación anarquista en
Madrid, en tiempos de Estado de Alarma, por la extensión de la guerra
social.

Contenido:

-Hacia aguas desconocidas
-Que vuelvan las huelasgas. Que proliferen las okupaciones. Que lleguen los saqueos
-Sobre el ataque a nuestros lazos
-Crónica de motines, fugas y sucesos en las cárceles y CIES a causa de la crisis del coronavirus
-¿Volver a dónde? ¿Volver a qué?

Hacia aguas desconocidas

Llevamos más de una semana en estado de emergencia. La capacidad destructiva del virus no es algo ya cuestionable. Pero nos gustaría hacer unos apuntes sobre sus consecuencias no clínicas y sobres sus orígenes.
Si el COVID-19 surgió por un murciélago o por un intento estadounidense, que se ha ido de las manos, de deshabilitar la economía china, nos parece poco relevante ahora. Este virus, como otros anteriores en la historia que masacraron poblaciones enteras en la Amazonía, Mesoamérica,
África y Oceanía, es un fenómeno biológico. Pero el contexto donde nace, la forma en que se propaga y la gestión de este son cuestiones sociales.
Este virus es el resultado de un sistema que mercantiliza cada proceso, objeto, relación o ser vivo en la tierra. Extendido rápidamente por la macroconcentración de mano de obra y corpus consumista de las ciudades, que se alimenta de la agroindustria y la ganadería intensiva. Un flujo constante de bienes humanos (5.000 millones de personas vuelan anualmente alrededor del planeta) a velocidades frenéticas, reflejados en 200 caracteres y 5000 likes.
Es precisamente este empeño en artificializar todo, hasta nuestras
emociones, basando todo en el beneficio, viendo el mundo a través de una pantalla, dejando que nuestra mente sea colonizada por la “eficacia”, lo que nos ha llevado a una pérdida paulatina de lo “humano”, de lo “vivo”.
Facilitando que medidas tan extremas, en las que solo hay dos motivos para salir de casa (trabajar y consumir) hayan entrado de una manera no exageradamente traumática. A la vez que se nos plantea como vía de escape las mismas dinámicas tecnófilas que nos han conducido al desastre. Si a esto le añadimos el miedo, el gobierno del miedo, terminamos perdiendo el norte y reinterpretando conceptos como el de responsabilidad o solidaridad.

Serás tildadx de irresponsable, por ejemplo, si no te sometes al arresto domiciliario voluntario. Menuda perversión del significado, que no es otro, en realidad, que el abrazo entre el corazón y la cabeza, entre el análisis, la decisión y la acción. Con ese grito de “inconsciente”, como poco, que recibirás desde la ventana si vas, por ejemplo, de la mano con tu compañerx por la calle, se te está gritando, en realidad, “¡obedece la norma!”. De la misma manera sucede con las llamadas a la solidaridad que son traducidas por servidumbre voluntaria colectiva cuando se convierten en un acrítico #yomequedoencasa.

¿Qué pasa con las cientos de personas que se acumulan en Atocha y y Chamartín entre 6.30 y 8.30 de la mañana? ¿Por qué no se han paralizado las obras de construcción de edificios en una ciudad que tiene un excedente desorbitado de viviendas? ¿Las personas hacinadas en IFEMA no son personas? ¿Es desquiciante estar una semana encerrada? ¿y pasar 5, 10, 15, 30 años y que ahora no puedas recibir ni una visita, ni un vis a vis y en muchos casos las llamadas y el correo absolutamente restringido? Por citar solo algunos hirientes ejemplos.

Para las personas que no tienen hogar ya no es posible una anónima
supervivencia, ya no pueden pasar desapercibidas cuando la jungla de
cristal se ha convertido en un desierto de hormigón. Son, más si cabe
que antes, personas prohibidas. Que en el mejor de los casos serán
pastoreadas hacia rediles como IFEMA. También se ha desatado la, ya de por sí exacerbada, impunidad policial contra lxs otrxs prohibidxs, lxs que no pueden acreditar mediante escritos burocráticos que son personas con “plenos derechos”, o que sus rasgos o color de piel inducen a los torturadores uniformados a pensar que no. (La prensa mayoritaria acredita numerosos casos de agresiones policiales en Lavapiés, Centro y otras ciudades). Porque una pandemia sigue siendo una cuestión de clase, de privilegio, de muertes no tan aleatorias.

No se nos ha otorgado el poder del augurio como a Casandra, pero sí, en cambio, la maldición de Apolo. Es decir, no tenemos la certeza de que estos pronósticos se cumplan (aunque hay evidencias inequívocas de hacia donde apunta el poder y muestras, ya fehacientes, de este tipo de medidas), sin embargo, nos tememos que difícilmente seremos escuchadxs.
Creemos que todas estas medidas de control se volverán permanentes, como ya ocurrió con las leyes antiterroristas tras el 11S, o recurrentes; que no nos extrañe que en el futuro seamos nuevamente llamadxs al confinamiento en circunstancias como tempestades, huracanes y todo tipo de crisis climáticas, que por seguro llegarán, o nuevas y viejas epidemias que volverán a llamar a nuestra puerta. Rastreo de movimiento por teléfono, controles biométricos y de temperatura, limitaciones de movimiento en función de estos… son una realidad ya y han venido para quedarse. A esto habría que sumar la precarización generalizada de la vida que vendrá a medio plazo, la socialización de la pobreza…

Llegados a este punto queremos compartir la idea de que el presente, o el pasado más bien, el mundo tal y como lo conocemos: basado en la dominación, con sus estructuras perpetuadoras de miseria, su ortodoxia, su afán liberticida… no nos vale. Y de ninguna manera queremos volver a él.

Empecemos a intentarlo. Teniendo en cuenta que hay gente que no nos gustaría infectar, rompamos el aislamiento. Actuemos, si es necesario, a nivel individual. En esta realidad incluso golpeando a ciegas es muy fácil acertar. Comuniquémonos, hablemos, circulemos información y seamos críticxs, forcemos los toques de queda, mapeemos el control (dónde y cuándo se patrulla, que espacios han quedado vetados, dónde habiendo abastecimiento…). Fomentemos las huelgas y el cierre de empresas. No queremos una gestión de la crisis. Queremos experimentar, chocar, luchar, conflictuar…
Esforcémonos por incidir en un presente aunque cuando levantemos la vista no veamos el horizonte. Quizá precisamente aquí se encuentre la clave, dejemos atrás verdades, convicciones y seguridades, naveguemos con pasión por la aventura hacia aguas desconocidas, hacia amaneceres de libertad y revuelta.

 

Pincha en el enlace para descargar en PDF:

MADRID CUARENTENA DEFINITVO.cleaned