Defendamos el pueblo okupado de Fraguas.

Desde este proyecto de okupación rural, lanzan un llamamiento a la resistencia ante el posible desalojo inminente,  aprobado en su día por el PSOE y Podemos.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Escribimos estas líneas desde Fraguas, un pueblo okupado y rehabilitado en la Sierra Norte de Guadalajara. Pueblo que hace 6 años no eran más que ruinas y que mediante el trabajo y la ilusión de cientos de personas que han apoyado este proyecto autogestionado, asambleario sin jerarquías, con el principio de sustentabilidad con el medio natural que lo rodea, aprendiendo día a día a sostenernos cada vez menos atadxs al sistema capitalista, cuidando la tierra y recogiendo sus frutos, sin dañarla y aprendiendo a vivir en ella, ya que desde que nacimos sólo fuimos enseñadxs a explotarla. Practicando una existencia coleciva y no cayendo en el individualismo competitivo que promueve el modelo productivo capitalista. Rehabilitando con los materiales que nos da la tierra, las ruinas que mediante la expropiación fraudulenta en un primer momento dejó el estado franquista en el 68, expulsando para siempre a sus antiguos habitantes por un puñado de pesetas y para ser condenadxs a una vida de trabajo asalariado en la mayoría de los casos; y más tarde las prácticas militares que se llevaron a cabo en los 90.

Ahora mismo una sentencia dicta que “para restablecer el equilibrio” debemos pagar la demolición de las reconstrucciones realizadas y condena a más de dos años de prisión a 6 personas. La Junta de Castilla la Mancha (Podemos en coalición con el PSOE en la anterior legislatura y el PSOE con mayoría absoluta desde mayo) encubre así las atrocidades realizadas en el franquismo. Pretenden dejar en ruinas el pueblo una vez más, expulsando a sus habitantes y dejándolo en el olvido.

El Estado reprime cualquier intento de atacar o plantear alternativas a su dogma mercantilista. Proyectos autogestionarios y horizontales como este, que escapan a su lógica de consumo, están en su punto de mira. En esta lógica de dominio y control atacan Fraguas, al igual que han atacado y seguirán atacando cualquier iniciativa que se les oponga.

No podemos permitir que logren sus objetivos y nos aplasten sin más, tenemos que defender nuestros espacios liberados. Apoyándonos entre todxs tenemos más fuerza y entre todxs lo conseguiremos. Con toda la humildad queremos invocar el espíritu de otras luchas como las de Sasé, las Zad, Hambach, Errekaleor y otras muchas historias de resistencia, que sirven de semilla o inspiración para todxs.

Actualmente no hay una fecha concreta de desalojo pero este podría ser inminente y no lo vamos a permitir. Confluyendo distintos tipos de estrategias pero con la firme convicción de que aquí nos vamos a quedar y continuar experimentando formas de vivir al margen de la autoridad y el control.

Convocamos unas jornadas indefinidas de resistencia en el pueblo de Fraguas.
Pueblos vivos en lucha.

[Zaragoza] Comunicado del C.S.O Kike Mur ante el riesgo de desalojo.

Comunicado del C.S.O Kike Mur en el que avisan de un posible desalojo inminente, después de que empezase a gobernar la ciudad una coalición de PP-Ciudadanos-Vox y su intención de resistir.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

C.S.O. KIKE MUR EN LUCHA.

Durante los próximos 4 años, una coalición de franquistas, reaccionarios y neoliberales va a gobernar en Zaragoza. Uno de los objetivos principales de esta coalición es destruir todo el tejido social y asociativo, los espacios autogestionados y cualquier atisbo de lucha y libertad en nuestra ciudad. Debemos ser conscientes de la difícil situación que se nos viene encima y defendernos, apoyarnos y cuidarnos entre todas para ser capaces de hacerles frente.

El CSO Kike Mur lleva 9 años dando vida a un espacio tan lúgubre como es la cárcel en la que fueron torturadas y asesinadas nuestras abuelas y abuelos. Creemos que el mínimo homenaje que podemos brindar a la memoria de tantos luchadores y luchadoras es continuar en la lucha, seguir su ejemplo y plantar cara a los herederos del fascismo que les asesinó y que desde 1939 nunca abandonaron el poder pero que hoy en día regresan con su cara más explícita.

Durante los 9 años de vida del CSO Kike Mur se han realizado un sinfín de actividades solidarias para apoyar a compañeras represaliadas tanto en el Estado como en otras partes del mundo, se ha dado espacio a cooperativas de agricultura ecológica, asambleas de trabajadores, mercadillos de trueque, intercambio de juguetes, cooperativas de consumo, asesoramiento para la vivienda, mercado social y recogida de ropa para personas refugiadas. También se han impartido clases de guitarra, bajo, inglés, costura y de repaso escolar, todas ellas gratuitas. Así mismo disponemos de una tienda gratis en la que cualquier persona puede venir y coger libremente lo que necesite, un huerto comunitario y una biblioteca anarquista. Queremos ser un altavoz y un lugar de apoyo para las luchas en curso y generar nuevas luchas y espacios de confrontación y conflicto contra el Estado y el capitalismo, por ello el CSO Kike Mur siempre ha estado y estará abierto a los colectivos que necesiten de un espacio físico o apoyo logístico para llevar a cabo sus luchas.

El CSO Kike Mur lleva en el punto de mira del poder desde que abrió sus puertas; sus constantes ataques políticos, jurídicos, policiales y mediáticos nos reafirman en nuestros principios y nos proporcionan la garantía de que estamos en el camino correcto. Somos conscientes de que una de las medidas prioritarias que va a adoptar el nuevo gobierno municipal (como así lo llevan explícitamente en sus programas electorales) va a ser el desalojo del CSO Kike Mur, no pueden permitir que la cárcel que inauguró Primo de Rivera y que sirvió durante más de 80 años para reprimir las libertades y las vidas de nuestros abuelos y abuelas hoy en día se haya convertido en un espacio liberado.

Desde hoy el CSO Kike Mur se encuentra en peligro de desalojo, y éste puede ocurrir en cualquier momento. Os animamos a estar alerta y a participar masivamente en las convocatorias de respuesta que se realizarán si se produce dicho desalojo. Estamos decididas a defender nuestros espacios con uñas y dientes, deben saber que desalojar nuestros sueños no sale gratis y que si quieren declararnos la guerra nos encontrarán en las calles más fuertes y determinadas que nunca.

Por último, queremos expresar nuestro máximo apoyo y solidaridad con las compañeras y compañeros del CSC Luis Buñuel y con los múltiples espacios autogestionados amenazados tanto en Zaragoza como en el resto del Estado. Estamos en la misma lucha y si nos tocan a una nos tocan a todas.

Fraguas libertad. Semana de lucha del 22 al 28 de abril.

Reproducimos la información referida a una semana de lucha en solidaridad con lxs compas que okuparon y rehabilitaron Fraguas.

– – – – – – – – – – – – – – – – –

Iniciamos una nueva campaña para exigir la retirada de la responsabilidad civil a los 6 de Fraguas y para visibilizar a los responsables politicos de este atropello.

En la semana del 22 al 28 de abril, llamamos a realizar piquetes en las sedes de PSOE y PODEMOS ataviados con mascaras de Garcia-Page (PSOE) y Molina (PODEMOS) para señalar a los responsables de la Junta de Castilla la Mancha como partícipes en el proceso de represión que sufren lxs repobladorxs de Fraguas.

NI CÁRCEL NI DEMOLICIÓN
#FraguasLibertad

En este enlace os podeis descargar las mascaras y carteles:

https://drive.google.com/drive/folders/1-AZUV5KSEPgagS1zUtth4z-xc6P0wyys?usp=sharing

 

 

Fuente: www.briega.org y twitter @bustarfraguas

 

Sobre okupación y la penúltima campaña de intoxicación

 

A ninguna de mis conocidas le han okupado un piso. De hecho, ninguna de mis conocidas puede permitirse el lujo de tener un piso en desuso. Tampoco conozco a nadie que se haya ido de puente y al volver a casa, se haya encontrado a gente viviendo en ella, como afirmaba la alcaldesa. Evidentemente mi círculo más próximo no es una muestra representativa pero también, da la casualidad, que desde hace años, pertenezco a uno de los grupo de vivienda que hay en casi cada barrio de Madrid, así que sobre okupación algo puedo contar. Al menos algo más que nuestra clase política y que el periodista de turno. Como hemos visto en un artículo de El País, en el que ni se molesta en hablar con una persona que se encuentre okupando, o con uno de los colectivos que defienden abiertamente esta herramienta, sino que directamente vincula dicha realidad con las mafias, sin aportar ni siquiera un argumento, y enuncia una serie de consejos para llevar a cabo un rápido desalojo.

Pero empecemos primero con mi experiencia, y luego pasamos a repasar los datos de una investigación realizada en Catalunya por la Obra Social BCN, llamada “Informe sobre okupación de vivienda vacía”, sobre una muestra de casi 700 viviendas okupadas.

En mi grupo de vivienda, han venido familias con una orden inminente de desalojo, familias que acaban de entrar en un piso y querían negociar un alquiler social, personas a punto de ser desahuciadas que habían asumido que no tenían otro camino para no verse en la calle, y otras tantas realidades. Por ello, se han peleado desalojos para evitar su ejecución, se ha hablado con bancos e instituciones públicas propietarias, y se han abierto puertas, todo ello siempre en colectivo, no somos una ONG ni nada parecido. Y tengo que añadir que en más de 6 años, podría contar con las manos los casos en los que el propietario de la vivienda era un particular, porque la gente de mi barrio, y de tantos otros de la periferia, no acumula pisos vacíos. Cuando compra uno, con el gran esfuerzo que conlleva, suele ser, por ejemplo, para un hijo, para alquilarlo, etc., pero nunca para tenerlo cerrado. Realmente los que hemos visto son situaciones donde el banco vendía la vivienda okupada a un pequeño propietario, lo cual plantea una serie de interrogantes, pues el comprador se está beneficiando de un suculento descuento, siendo consciente en todos momentos de la situación, por lo que, nuestra empatía y esfuerzo no deja de estar con las personas que se encuentran dentro, asegurando primero su derecho a la vivienda, antes que el interés particular del propietario, que podría haber optado por una vivienda vacía.

Pero no nos desviemos, las personas que andan en la cuerda floja de la precariedad habitacional, son las primeras conscientes de que un procedimiento judicial va más rápido si estamos ante un propietario particular, por ello, aunque sea de forma pragmática, se suele optar por viviendas de fondos buitre, bancos e instituciones públicas, además de que si, aunque no lo compruebes en el registro de la propiedad, entras en la primera que veas, lo más seguro es que sea de ellos, porque son quienes, como decíamos antes, se pueden permitir disponer de pisos acumulando polvo.

Por todo esto, el primer mantra que suelen repetir quienes intentan hacer campaña contra las okupas, es mentira. No son particulares los más afectados por la okupación. Nuestras propias experiencias y los datos de los estudios que hay sobre el tema lo confirman, pero da igual, seguirán erre que erre.

El segundo suele ser el papel predominante de las mafias en la okupación. Evidentemente hay personas que obtienen un beneficio económico a cambio de abrir una puerta, pero de ahí a llamarlo mafia hay un paso, pues suelen ser personas que ni con esta labor escapan de una situación de precariedad económica. Comparar a las auténticas mafias, con sus vínculos políticos, sus operaciones de blanqueo, tráfico y especulación de millones de euros, sus regueros de muertos, etc., con pequeñas redes de personas con ciertos conocimientos de cerrajería, viene a ser como compararme con Messi porque metí un gol en un pachanga con colegas. Del todo es ETA dentro de la disidencia política, al todo es Mafia fuera de los márgenes económicos.

De hecho, donde ha habido prácticas más abusivas por parte de grupos algo más organizados, han sido en zonas donde había un gran parque de vivienda sin habitar, pero aun así, defendemos que el foco debe estar sobre quien permite que haya tres urbanizaciones enteras vacías, con el gran problema de vivienda que hay.

También ha rebrotado en los medios de comunicación el tema de los narcopisos. No cuestionamos el problema que supone dicha realidad para la convivencia de un barrio, pero criticamos el interesado vínculo que se intenta establecer con la okupación.

En España, hay 3,5 millones de viviendas vacías, de las cuales, según los datos que ofreció el impresentable de Casado, no estarían okupadas ni el 3% de esas viviendas, y de esas, ¿cuántas serán narcopisos? Legislar en base a una realidad mínima, implica arrasar con toda otra serie de situaciones. Además, de que ni el problema de la droga en los barrios se acabará con penas más duras para quien de una patada a una puerta, ni se puede hablar de escasez de herramientas policiales y judiciales para afrontar dicha realidad. Si no quieren narcopisos, la solución es muy sencilla, no dejen pisos vacíos en nuestros edificios.

Realmente nos encontramos ante una extraña situación, la okupación de viviendas no es una realidad que nos perjudique como clase, no dudamos que alguna persona se ha podido ver afectada, pero son tan escasos los ejemplos, que nos cuesta entender, cómo puede cuajar este discurso. De hecho, dudamos que lo consigan extender de una forma muy amplia, pero hay que estar en alerta por la nocividad intrínseca de dicha campaña que señala al que está más abajo para que el que se encuentra un pelín por encima, se lancé contra él.

La situación de la vivienda es alarmante: nula presencia de vivienda pública, subidas sin control de los alquileres, conversión de edificios enteros en alojamientos turísticos, entrada masiva de fondos de inversión, un conglomerado legislativo que nos deja indefensas, etc. Pero esta campaña antiokupas, orquestada principalmente por Ciudadanos, a la que rápidamente se ha sumado el PP, en esta lucha sin fin que mantienen por controlar el tablero de la derecha, no tiene otra intención que desviar el foco, responsabilizando a las más pobres, salvando el culo de inmobiliarias, fondos buitre, sector turístico, bancos, etc. La guerra contra el pobre en su enésima versión.

Ahora pasemos al estudio del que hablábamos con anterioridad. Estos son algunos de los datos registrados: el 82% de las viviendas ocupadas pertenecen a un gran tenedor (bancos, fondos buitre o especuladores). Tan solo el 13% pagaron a alguien para entrar en esa vivienda, el 52% se apoyó en familiares, amigos o colectivos políticos, y el restante, lo hicieron ellas solas. El 60% lleva menos de dos años okupando a lo largo de su vida, reflejo de la actual situación económica y habitacional. El 75% asegura que okupa por carencia de ingresos. Un 37% ingresa menos de 400 euros o no tiene ingresos. El 59% había solicitado vivienda social antes de okupar.

Es decir, la imagen que intenta proyectar la miserable de Villacís, candidata de Ciudadanos, y propietaria de seis viviendas, una de ellas de casi 700 m2, la cual no declaró como debería haber hecho al acceder a su puesto de concejala, es parte de una estrategia consciente que les permite no señalar a los grandes culpables de la situación de la vivienda.

Por ello, defendamos con orgullo la okupación. Como una herramienta política que devuelve al común un bien como la vivienda, imprescindible para la vida, pero convertida en un bien especulativo, al servicio del interés lucrativo de bancos, inmobiliarias y fondos buitre.

 

Texto de Todo por Hacer, publicación anarquista mensual.

[Gamonal, Burgos] Defendamos el CSR.

La Fundación bancaria Caja de Burgos vuelve a amenazar con desalojar el Centro Social Recuperado.

Desde el CSR hacen un llamamiento a manifestarse a las 20:00 h. el día que se produzca el desalojo en la zona 0.

Desde el espacio están impulsando una campaña de defensa de los espacios ocupados y autogestionados. Cada semana están informando en las puertas de los centros de la Fundación bancaria para que los usuarios sepan del conflicto abierto y muestren su apoyo.El pasado 26 de enero celebraron su quinto aniversario y realizaron un pasacalles por el barrio para informar a los vecinos de la situación, seguido de una comida y una charla de los compañeros de “Can Vies”.

En la página del CSR tienen el panfleto para descargar e imprimir y puedes ir consultando sus actividades.

 

Fuente: www.diariodevurgos.com

 

[Estado español] Semana de agitación y propaganda contra la gentrificación, la especulación capitalista y en defensa de la okupación. Del 17 a 24 de Febrero.

La ciudad no es un escenario neutral, es un campo de juego de los intereses del Poder, de los intereses del capitalismo y el Estado. Y como todo proyecto vinculado al poder, sufre de transformaciones acorde a las necesidades del Estado y el capitalismo. Esta lógica a traviesa todos los procesos especulativos que los barrios están viviendo, como la gentrificación, la turistificación y otra serie de planes urbanísticos y de reordenación urbana.
Las consecuencias de estos procesos para lxs explotadxs y oprimidxs se materializan en la subida de los alquileres y de la vivienda en general, desahucios, el desplazamiento y la expulsión de sus habitantes, persecución a los espacios okupados y el aumento del control social, la videovigilancia y otras tecnologías al servicio de la represión. La única relación posible que contempla el poder es aquella mediada por el consumo, todo ello en un entorno perfectamente ordenado, vigilado y pacificado. La ciudad se convierte así de forma definitiva en una marca, ofrecida en venta al mejor postor. La “Smart City”, como se ha empezado a llamar, no es sino un modelo de ciudad basada en la obtención y almacenaje de datos, un paraíso del control social, todo ello adornado bajo un barniz de modernidad, como la gestión eficiente de las ciudades, el ecologismo y otras palabras impregnadas de las lógicas del capitalismo avanzado. Todo ello se justifica a través de la degradación interesada de los barrios y el bombo mediático a la delincuencia y el crimen.
Este discurso es ampliado, desarrollado y difundido por los altavoces del sistema. Periodistas, políticos y policías actúan como agentes al servicio de estros procesos, del que empresas, inmobiliarias y bancos obtienen beneficios millonarios a través de la especulación. Estado y capitalismo operan una vez más en perfecta armonía y concordancia.
Por ello hacemos un llamamiento a esta semana de agitación y propaganda, en todo el Estado español, del 17 al 24 de febrero contra la gentrificación, la especulación capitalista y en defensa de la okupación. Siendo esta última una herramienta de lucha y ataque a los intereses del Poder. Esta semana de lucha es un intento de agudizar el conflicto, a través de la libre iniciativa, autónoma y multiforme de todxs aquel que quiera sumarse. La acción directa, al margen de mediaciones, políticos e instituciones es nuestra herramienta de lucha, no para hacer una ciudad mejor (no queremos mejorar esta mierda), sino poner trabas a los planes del Poder sobre nuestros barrios y nuestra realidad.