[Ciudad Real] Agitación por la huelga de hambre de lxs Presxs en Lucha.

Hemos recibido un mail, en el que se explica que durante la manifestación del 1º de Mayo en Ciudad Real, se repartieron panfletos informando de la huelga y que incluían los 14 puntos de la tabla reinvidicativa.

Así mismo, se pegaron carteles con las direcciones y teléfonos para enviar cartas y faxes y se colgó una pancarta.

¡Solidaridad activa con lxs Presxs en Lucha!

 

 

Nueva huelga de hambre colectiva de lxs presxs en lucha a partir del 1 de Mayo.

Del 1 al 15 de mayo de 2019 se llevará a cabo una huelga de hambre colectiva en la que participarán reclusxs internadxs en diferentes cárceles españolas, una nueva convocatoria con la que se da continuidad a la campaña de lucha iniciada en 2016.

La tabla de reivindicaciones del colectivo de presxs que participará en esta nueva convocatoria de huelga de hambre puede consultarse a través de la información que publicamos a continuación:

 

Hay convocadas varias actividades solidarias.

Santander:

 

Barcelona:

 

¡Solidaridad con lxs presxs en lucha!

¡Abajo los muros!

*Iremos actulizando convocatorias y noticias que vayan surgiendo.

 

Modelo de denuncia colectiva para la excarcelación de presxs enfermxs.

Quiero presentar una queja en demanda de la aplicación inmediata de los artículos 104.4  y 196 R.P a todxs lxs enfermxs crónicxs, punto número cinco de la tabla reivindicativa de los presxs en lucha que desde hace tres años realizan huelgas de hambre periódicas en este país. Además, solicito en concreto la excarcelación inmediata para estos presxs de los cuales hay campaña pública específica.

 

Carmen Badía Lachos, presa en Zuera (Zaragoza), en huelga de hambre y sed desde este 11 de marzo para pedir su libertad por enfermedad grave. A sus 62 años ha sufrido tres cánceres y problemas cardíacos, lo que hace que se encuentre en un estado muy grave y aún así se le han denegado todos los recursos para pedir su excarcelación. Ha pasado un año en completa desatención médica, en enfermería y sin salir al hospital. Cuando recientemente consiguió visitar al oncólogo éste le requirió análisis y que se los hicieran en el centro penitenciario, a lo que en éste se niegan, por lo tanto sigue sin tratamiento ajustado. Ejemplo del trato que se le da por parte de los funcionarios es que en la última visita por cristales la tuvieron esperando una hora porque se le quiso obligar a que fuera andando
hasta allí cuando ella solamente puede desplazarse en silla de ruedas. Actualmente se le está administrando alimentación forzosa. Si no sale pronto de la cárcel, morirá dentro.

 

Pedro Escudero Gallardo, preso en Puerto III, antes en Teixeiro, con un cáncer de laringe muy avanzado, en fase de metástasis, y aun así mantenido en aislamiento y sometido a múltiples palizas por parte de los funcionarios de prisión de Teixeiro. En el último juicio originado a partir de las contradenuncias de sus carceleros (Juzgado de V.P de Betanzos), no solamente se ignoraron las grabaciones de la paliza que le dieron en noviembre (la última ha sido en febrero de este año), sino que le cargaron con tres años más de prisión y se demandó por injurias a su abogado defensor. Después de 25 años en prisión, sin tener delitos de sangre, a esta persona se la está matando por desatención médica. No se la deja ni salir al hospital para recabar nuevos informes médicos con los que solicitar su libertad en juicio. Se está sacando a los presxs terminales semanas antes de morir o ya fallecidos. Esta persona necesita excarcelación ya.

Francisco Chamorro, preso en Albocásser (Castellón), enfermo de cáncer y sin tratamiento específico. Posee auto judicial de Madrid por el que se le reconoce el tercer grado penitenciario, pero en Albocásser se lo niegan. Su situación es muy delicada ya que está en el tiempo límite para retomar tratamiento o de lo contrario en palabras de la oncóloga del hospital, entrará en metástasis, hecho ante el cual esta médico dice lavarse las manos y no ser responsable.
Habiendo interpuesto recurso ante el Juzgado de Vigilancia, por vía de un abogado de oficio, se le deniega la salida y por lo visto el abogado de oficio no presenta los informes médicos y el auto que le reconoce el tercer grado a Francisco, e incluso se niega a hablar con su madre,
quien posee esos informes. Francisco necesita excarcelación inmediata.

 

Ruyman Armas Santana, preso en Arrecife (Lanzarote, Canarias), recientemente trasladado a este penal, más cerca de su familia, pero que todavía a día de hoy no ha logrado pisar un hospital para recibir tratamiento. Padece una dolencia cardíaca muy peligrosa ya que se trata de una arteria coronaria dañada que si no es intervenida quirúrgicamente podría romperse en cualquier momento. Solicito igualmente su excarcelación urgente.

 

Solicito a Instituciones Penitenciarias que se hagan cumplir las leyes que amparan los derechos de estas personas y si es necesario que se indague en estos casos solicitando la documentación probatoria a quien la posea: Juzgados, abogados, familiares, o mediante colectivos (Ruyman Armas Santana y Francisco Chamorro, colectivo Tokata, Pedro Escudero Gallardo, asociación Esculca, Carmen Badía, colectivo CAMPA), ya que yo no poseo esos documentos de carácter
personal.

 

Datos del demandante:

P.D: Solicito respuesta por correo postal y electrónico.

 

Dirigirse a Secretario General de Instituciones Penitenciarias. Don Ángel Luis Ortiz González

Calle de Alcalá 38-40, 28014 Madrid

Tel: 91 3354700/ 91 3354701. Fax: 91 3354052

[Urgente] Carmen Badía, presa en la Cárcel de Zuera, comienza una huelga de hambre.

NOTA DE PRENSA

11 de marzo de 2019

Carmen Badía tiene 62 años y ha sido diagnosticada de tres cánceres, denuncia desatención médica y aislamiento en el centro penitenciario de Zuera

Hoy ha iniciado una huelga de hambre como última medida para lograr su excarcelación por enfermedad grave, recogida en la Instrucción 6/2018 de Instituciones Penitenciaras

El Colectivo de apoyo a mujeres presas en Aragón (CAMPA), el Grupo de suport a presxs de Lleida y Lxs del Norte (Palencia) también solicitan a Instituciones Penitenciarias la excarcelación de Carmen Badía por motivos humanitarios

Zaragoza, 11 de marzo de 2019.- Carmen Badia Lachos, quien lleva 14 años presa y se encuentra actualmente en el Centro Penitenciario de Zuera, ha comenzado una huelga de hambre indefinida este lunes, 11 de marzo de 2019. Su reivindicación es la petición de su excarcelación por enfermedad grave recogida en la Instrucción 6/2018 de Instituciones Penitenciaras. La reciente Instrucción, que derogaba la anterior de 2017, interpreta los conceptos de “peligro patente para la vida” y “enfermedad grave e incurable” de forma restrictiva asociándolos a enfermedad terminal.

Carmen Badía es una presa enferma de 62 años, que ha sido diagnosticada de tres cánceres y a la que le han realizado diversas intervenciones quirúrgicas que han hecho que se encuentre en un estado de salud cada vez más preocupante dada su edad. En la última visita nos hizo saber que en febrero de este año le hicieron una analítica, después de pasar 9 meses sin ningún tipo de revisión en el hospital, acorde a su situación de salud.

Actualmente, se encuentra interna en el Módulo de Enfermería, un espacio donde no residen mujeres, por lo que esto supone que vive prácticamente en un régimen de aislamiento estando clasificada en segundo grado. No realiza ninguna actividad durante el día y su única salida de la celda son los domingos para acudir a misa. Por lo tanto, existe una dejación absoluta de carácter tratamental puesto que todas las personas presas tienen que tener un Programa Individualizado de Tratamiento (PIT) donde se les asignan actividades.

Además de la desatención médica y del aislamiento que sufre, le han retirado los apoyos sanitarios (otras mujeres presas que cumplen ese cometido) que la ayudaban a hacer las tareas cotidianas más básicas dado que, ante su frágil estado de salud, tiene que hacer uso de una silla de ruedas para moverse dentro de prisión, sin que las instalaciones estén adecuadamente adaptadas a ello.

Por este abandono, desatención y aislamiento que sufre, quiere hacer público el siguiente comunicado donde expresa su situación y los motivos para dar comienzo a una huelga de hambre:

«Hola compañeros/as:

Soy Carmen Badía. Hace tiempo que no os escribía, como tampoco me llegan vuestras cartas (algunas certificadas), no entiendo lo que ocurre con el correo, aunque era de esperar.

Estoy esperando al Notario y tampoco viene. Estoy esperando resolución a mi petición de permiso y tampoco me la dan. Estoy harta, hartísima de todo y todos.

Este será mi último comunicado. No pienso luchar más, total ¿para qué? Nada cambia ni cambiará. Los inocentes vamos a la cárcel y los culpables viven de puta madre con el apoyo de quienes deberían impartir justicia. JUSTICIA que en este país de pandereta no existe. Juzgan y condenan a los inocentes y caso resuelto. Si esto lo están leyendo personas de alma noble y buenos sentimientos a ellos me dirijo: no os fieis de las noticias ni de lo que os digan. Sed vosotras/os mismos y creed lo que veáis y, aún, así, hacedlo con cautela. No es oro todo lo que reluce, ni verdad todo lo que que se ve.

Un año en Zuera y todo igual. Sola en el módulo de enfermería, encerrada las 24 horas, día y noche. Me encuentro mal, hay días pésimos, ya no sé de qué quejarme, pues es todo el cuerpo, me duele todo sin excepción. Pero sobre todo el riñón izquierdo, es continuo el dolor, los pinchazos y el malestar me impiden dormir del dolor que parezco y ni los calmantes más fuertes consiguen hacer efecto. Sé que están fallando los riñones desde la quimioterapia no funcionan, y si a eso le añado el corazón que palpita aceleradamente y la medicación que no surte efecto. Además, el riñón izquierdo está trasplantado por error del Hospital de Tarrasa, donde llevan a los presos de Brians 1 en Cataluña, eso da fe del trato que se nos da a los presos y presas que necesitamos atención médica.

Escucho hoy la información de las pruebas que se hacen a los presos en un centro penitenciario de Andalucía (en los penales de Huelva y Córdoba). En el periódico se explica como en ambas cárceles prueban la estimulación con electrodos para calmar a presos como parte de un experimento. Ello demuestra lo poco que les importamos, nos tratan como cobayas humanas, de eso les servimos a Instituciones Penitenciarias: para hacer pruebas con nosotros. Sin comentarios, la noticia lo dice todo y habla por sí misma.

Se me olvidan las cosas más básicas, cada día noto la pérdida de memoria y eso me preocupa muchísimo. Si teniendo plenas capacidades lo pasas mal, con pérdida de memoria no quiero ni imaginármelo.

Por todo ello ahora que aún puedo, os doy las gracias a todas/os los que habéis estado a mi lado estos largos años de injusticia y, sobre todo, desde que me detectaron este maléfico cáncer que hace que no levante cabeza, no os podéis ni imaginar lo que es tener esta enfermedad estando privada de libertad, sin los cuidados más básicos y con las carencias, no tan solo alimentarias, sino las más necesarias: las afectivas.

De nuevo gtracias a todas/os y os deseo de todo corazón mucha suerte, y que la tengáis para que a estos que se supone que deben defender a los débiles, no se les crucen los cables y, por odio, venganza o rencor, vayan a por vosotras/os.

Miles de besos, un fuerte abrazo solidario y todos mis mejores deseos para que no os veáis NUNCA, perseguidas/os por la justicia.

Con todo mi cariño, vuestra madre, hija, compañera, amiga. Un millón de gracias por todo y no os rindáis NUNCA.

Carmen Badía.

P.D. Pensad en Nelson Mandela, yo lo hago a veces, 30 años encarcelado, 30 años, toda una vida. Yo llevo 14 años, 14 años defendiendo mi inocencia y aquí estoy esperando. Esperando. Mandela, al menos, estuvo por sus convicciones y por defender los derechos de Sudáfrica, pero yo ¿qué hago aquí? Decídmelo vosotros porque yo no encuentro respuesta.»

Durante todo este año en la prisión de Zuera (igual que ya lo hizo en las prisiones donde estuvo antes), Carmen no ha parado de luchar por su dignidad y su libertad.

Desde C.A.M.P.A. (Colectivo de apoyo a presas de Aragón), el Grup de Suport a Presxs de Lleida  y  Lxs del Norte (Palencia) denunciamos que esta situación no es un hecho aislado sino una de las muchas situaciones intolerables que ocurren en todas las prisiones y regímenes penitenciarios del Estado Español. Porque las prisiones no obedecen a políticas de reinserción o reeducación, sino a mecanismos organizados que siguen lógicas de destrucción, de castigo, de miedo y, en último término, de muerte.

Permitir este tipo de situaciones y, en general, el funcionamiento del sistema penitenciario es mantener el orden establecido y el desequilibrio social y económico que selecciona cruelmente qué vidas valen la pena y cuáles no. Al mismo tiempo que pone en marcha todo un entramado institucional y social que castiga y excluye a aquellos/as que quieren subvertir este orden a través de la teoría y la acción que utilizan

Por todos estos motivos, C.A.M.P.A., el Grup de Suport a Presxs de Lleida y Lxs del Norte (Palencia) pedimos a Instituciones Penitenciarias la excarcelación de Carmen Badía Lachos por motivos humanitarios.

Por C.A.M.P.A Colectivo de Apoyo a Mujeres Presas de Aragón.

Las cárceles no son feministas.

Compartimos el texto de las compañeras de C.A.M.P.A., Colectivo de Apoyo a Mujeres Presas de Aragón.

Estamos más que acostumbradxs a que tras un asesinato o agresión machista, el populismo punitivo lo impregne todo. Y a esto no escapa el feminismo, o al menos una parte de él.

En el texto las compañeras atacan esa idea y defienden como la lucha feminista debe ser capaz de elaborar otras respuestas.

 

En relación al caso de Laura Luelmo muchas voces feministas han clamado a la sororidad, a nombrarlo violencia de género, a querer ser libres y no valientes al volver a casa…relacionando esto, una vez más, con la petición de cárcel o de penas más duras para los sujetos acusados de este tipo de actos.

La mediatización de los crímenes más terribles (y su impacto emocional en la sociedad) crea un caldo de cultivo fabuloso para implementar políticas en materia penal, lo que se conoce como populismo punitivo. El populismo punitivo tiene su base en el pensamiento neoliberal según el cual las responsabilidades son individuales y la sociedad es una suma de voluntades libres, admitiendo que no existen los condicionantes materiales o que no se construye nuestra personalidad en base a interacciones sociales.

Implantar la prisión permanente revisable en los casos de crímenes sexuales no va a contribuir a que los hombres dejen de matar ni agredir a mujeres; lo que sí va a hacer es reforzar la idea de que las responsabilidades son exclusivamente individuales1.

El internamiento penitenciario, con su carácter de institución total, genera por sí mismo un alto grado de conflictividad. La cárcel ―usando su terminología― no disminuye el crimen y además no “resocializa” a los/as condenados/as, es decir, no mejora las condiciones sociales ni personales, sino que únicamente las deteriora. El efecto disuasorio de la pena (a mayores penas, menor número de delitos) es un mito. Los crímenes son, en la inmensa mayoría de los casos, producto de vacíos y fallos en la estructura social del sistema, entre ellos se pueden encontrar la educación sexual y afectiva, las precarias condiciones económicas, la ausencia del acceso a recursos sociales, etc. Por ello, el castigo individual carece de utilidad en el sentido de solución o restablecimiento del daño.

El sistema penitenciario reproduce y legitima las desigualdades estructurales sobre las que se asienta. Desde C.A.M.P.A. se aboga por la abolición de las prisiones como alternativa al hecho de que seguir manteniendo el sistema penitenciario signifique seguir sosteniendo el deterioro de las relaciones sociales y de las condiciones de las personas. La filósofa Angela Davis, propone que las medidas para la eliminación de estos mecanismos punitivos instaurarían, poco a poco, las propias alternativas a la prisión2.

Se necesita exigir un sistema garantista en cuanto a derechos (salud, trabajo, vivienda, etc.) y alternativas basadas en el cuidado y la protección real de las personas; un sistema que revitalice la educación a todos los niveles desde un punto de vista antipunitivista y transfeminista. Esto supondría, por ejemplo, abogar por una justicia restaurativa para mediar entre la reparación y la reconciliación con las personas envueltas en el conflicto y la comunidad, favoreciendo así la cohesión y no la ruptura del tejido social. Cambiar el poder de intervención en la sociedad a nuestro bando.

Involucrar a la comunidad

También se pone de relieve la necesidad de replantear el sistema penal (la relación entre crimen y castigo), involucrando a la comunidad como elemento necesario para la labor educativa y como espacio para generar lazos y redes de apoyo. El principal efecto negativo del punitivismo (endurecer las penas, implantar la cadena perpetua…) es que nunca parte de un análisis de las causas de los problemas sociales (apoyado en la falacia de que da igual la causa que si el castigo es duro no se cometerá de nuevo el delito).

El punitivismo, por tanto, obvia el feminismo, obvia las causas y considera que los delitos son exclusivamente responsabilidad de las personas que los cometen y las únicas medidas que se toman al respecto están basadas en el castigo y no en la reparación de los daños.

Si tratamos la violencia machista como una serie de problemas individuales que no están entrelazados entre sí, con ello sólo conseguiremos invisibilizar su causa: la estructura heteropatriarcal que actúa como nexo en toda esta problemática. Así, suscribimos las palabras de Laia Sierra: “es legítimo, comprensible y respetable que desde el dolor se pueda reivindicar ‘mano dura’ contra los victimarios, pero la empatía y solidaridad con las víctimas y con las supervivientes no nos puede llevar a aceptar que el Estado guíe su política criminal en relación a ello’3.

Dejar de poner el foco en el castigo

Desde los feminismos tenemos ciertas responsabilidades a este respecto. Es otra lógica, diferente a la impuesta desde el sistema heteropatriarcal, en la que debemos indagar y comenzar a pensar el lugar dónde nos situamos, en este caso, dentro del circuito del sistema penal.

Si a nosotras “mujeres agredidas” (y podemos extender esto a otros colectivos), a las que se les nos debe proteger y las que, para protegernos, tenemos que vivir con miedo, cautas, inseguras…se nos ubica, también desde cierto feminismo, en la categoría de víctimas ¿Quién va a ser y en qué lugar se encuentra ese “ente salvador”? ¿En el Estado, en el sistema penal, en la justicia, en los hombres que no agreden? ¿Esos son los salvadores?

La antropóloga Rita Segato, en su libro La guerra contra las mujeres apunta: “Esa construcción colonial moderna del valor residual del destino de las mujeres es lo que necesitamos desmontar, oponer y reencaminar, porque es de este esquema binario y minorizador que se derivan no sólo los daños que afectan a la vida de las mujeres, sino que también se expresan los males que afectan a la sociedad contemporánea como un todo”.

¿Qué va a contribuir a que la sociedad se transforme? Hay que destacar el valor y el potencial de las miles de personas que salen a la calle, a las concentraciones y paros en los que se expresar su rechazo ante la violencia patriarcal. Dejemos de poner el foco en el castigo, dejemos de pensar que la culpa es individual y utilicemos toda esa potencia para generar posibilidades de cambio social desde la raíz.

¿Quién está en la cárcel?

Afrontar el problema de otra manera es obviar todo lo expuesto por el movimiento feminista. El punitivismo, el castigar individualmente y de la forma más dura, choca frontalmente con la socialización, la colectividad y con el objetivo de trabajar las intersecciones que intervienen en los conflictos sociales de manera fructífera y vital. El punto es cómo educamos a la sociedad para entender el problema de la violencia sexual como un problema político y no moral como bien apunta Segato.

Pensar que la cárcel es necesaria no es más que algo que nos han hecho creer como si fuera un rasgo intrínseco a la vida y a nuestro sistema político y social. Es por ello que no es fácil el deshacernos de esta supuesta necesidad de castigar y de encerrar a las personas en pos de mantener nuestra propia seguridad y la del propio sistema bajo la perversa y falsa premisa de la reinserción, que lo único que hace es precarizar la existencia.

La cárcel se instituye como penalizadora de conflictos que expulsa toda disidencia que cuestione su estructura precisamente para mantenernos dentro del orden establecido. De esta manera podemos comprender que precisamente se encarcela no a las personas según el delito que cometen, sino según sus condiciones sociales: pobres, disidentes, refractarixs, marginadxs. Cuando la representación simbólica de la “maldad” se acoge a denominar mediáticamente un “Otro/a” como enemigo, cambia las condiciones de visibilidad de un problema que es estructural y no individual.

La cárcel pretende ocultar a las personas detenidas etiquetándolas como monstruos delincuentes, de tal manera que generen indiferencia y repulsión a la sociedad. Esta no es más que una manera de desresponsabilizarnos, pues la ciudadanía se siente, así, ajena al criminal y, los funcionarios, ajenos al verdugo4.

La mirada abolicionista es difícil de gestionar cuando la cultura del castigo está arraigada en todos los frentes, tanto en el de los opresores como en el de las oprimidas. Nos basamos desde hace siglos en una cultura del castigo de este Otro, del hereje, de la bruja, del loco, del delincuente, del mafioso, del pedófilo, del terrorista, en definitiva, del enemigo. La cultura así instituida es, en suma, un elemento de adiestramiento y etiquetación mediante el mecanismo pena-castigo para producir subjetividades “a imagen y semejanza” del funcionamiento capitalista.

Se trataría, entonces, de seguir planteando, pensando y construyendo, desde otro lugar, alternativas y estrategias contra sistemas que nos oprimen y nos impiden tener una vida digna y sostenible y que, en definitiva, merezca la pena ser vivida. Es necesario poner a los feminismos a trabajar en este sentido, y no en otros. Poner a los feminismos de nuestro lado. Porque las cárceles no son feministas.

1 «La violencia machista, al ser puesta entre rejas, se presenta como una excepcionalidad individual, separándola de prácticas sociales y violencias cotidianas y convencionales que la posibilitan, invisibilizando el carácter histórico de la sociedad patriarcal y de la actual estructura social de relaciones de poder. Si queremos construir un mundo más justo, más humano, la cárcel no sirve ni para nuestrxs peores enemigxs. Tenemos que ponernos ya a pensar otra manera de solucionar los conflictos que no pasen por la lógica punitivista que únicamente castiga a las personas y no se ocupa de las condiciones que conforman el conflicto». C.A.M.P.A., Como enfrentar el caso de “La manada” desde un transfeminismo antipunitivista. Recurso web: https://campazgz.wordpress.com/2018/05/03/como-enfrentar-el-caso-de-la-manada-desde-un-feminismo-antipunitivista/disciplina y un control para poder ejercer el control sobre esa población.

2 Davis, A. Democracia de la abolición. Prisiones, racismo y violencia. Trotta, Madrid, 2016.

3 Sierra, L. Populismo punitivo o como se instrumentaliza el dolor de las víctimas. Recurso web: http://www.pikaramagazine.com/2018/02/populismo-punitivo-o-como-se-instrumentaliza-el-dolor-de-las-victimas/

4 Guagliardo, V.: De los dolores y las penas. Ensayo abolicionista y sobre la objeción de conciencia. Traficantes de sueños, Madrid, 2013.

  (Colectivo de Apoyo a las Mujeres Presas en Aragón)

¡Libertad para Lisa! ¡Libertad para todas!

El pasado 21 de diciembre la compañera Lisa fue trasladada a la cárcel de Soto del Real en Madrid.

De momento se encuentra en aislamiento con la comunicación intervenida, apesar de esto puede recibir cartas y os animamos a escribirla.

La direción:

Lisa Dorfer, Módulo 15

Centro Penitenciario Madrid V,

Carretera M609 km.3,5,

28791, Soto del Real,

Madrid

 

 

Comunicado del 31 de Diciembre de 2018 en la XXII marcha contra las prisiones de Barcelona.

El 13 de abril del 2016 los Mossos d’Esquadra, en colaboración con la policía alemana registraron tres domicilios en Barcelona, los cuales culminaron con la detención de dos compañeras acusadas de una expropiación bancaria a una sucursal de Pax Bank, (propiedad del vaticano) en Aachen, Alemania. El juicio sentenció con la absolución de una de ellas, y la condena a 7 años y medio de cárcel para Lisa, compañera activa en las luchas anarquistas, feministas y antirracistas de Barcelona.

Después de haber estado encerrada un par de años y medio dentro de las cárceles del estado español y alemán, el pasado 21 de diciembre volvieron a extraditarla a Soto del Real, donde desde entonces, se encuentra recluida en una celda 21 horas al día y con tres horas de patio, completamente sola. Pero hoy estamos aquí para acortar las distancias y romper con este aislamiento que busca adoctrinar, castigar y anular.

Estamos aquí para defender los sueños emancipadores ofensivos que rasguñan la manera de vivir que nos han impuesto. Estamos aquí porque en ningún caso, expropiar a quien roba masivamente a las que no tenemos nada, a quien desahucia, a quien destruye la tierra en beneficio de los lobbys, expulsándonos de nuestros pueblos y ciudades debería ser considerado delito, sino un acto poético de resistencia contra el máximo exponente del capitalismo violento; los bancos. Estamos aquí porque queremos hacer llegar a Lisa ese abrazo que los muros obstaculizan y hacerle un guiño con una humilde saludo rebelde, para visibilizar la rabia que flamea contra todo aquello que encierra nuestra forma de pensar, y enviarle en forma de acciones, gestos y palabras todo nuestro amor y cariño cómplice.

Pero la situación de Lisa no es un caso aislado. Actualmente, hay encarceladas millones de mujeres y otras identidades disidentes, las cuales sufren a diario el peso del sistema carcelario y los abusos que en él se producen. Esta situación intenta someterlas a una múltiple condena; dónde además de ser castigadas judicialmente, lo son a nivel social y moral, por haber controvertido su rol asignado.

Al mismo tiempo, estamos aquí para cuestionar todo el conjunto del sistema penitenciario, penal y de castigo donde vivimos inmersas y el cual rechazamos. Sobran los casos donde se demuestra que estas estructuras impuestas, tienen su razón de ser y de existir en la defensa de los intereses económicos y políticos que benefician al poder.

Volvemos a estar aquí para visibilizar todo ésto y para posibilitar que estos grandes muros no nos separen de nuestra gente, ni de todas aquellas que luchan y que permanecen en nuestros corazones.

Por todos estos motivos y tantos otros que no caben en este comunicado, no descansaremos hasta que dejen de existir los barrotes, las rejas y todos los muros.

 

¡Abajo los muros de las prisiones!

¡Libertad para Lisa, libertad para todas!

 

Fuentes: www.diariodevurgos.com y solidaritatrebel.noblogs.org

Contra el encierro, recopilación de acciones solidarias.

Recopilamos varios gestos y acciones solidarias que se han producido a lo largo del Estado (y fuera de él) durante las últimas semanas.

Madrid, 28 diciembre de 2018. Concentración de Familias Frente a la Crueldad Carcelaria.

“Los de ahí enfrente torturan a la gente”

Con la animosa participación de familias, amigos y personas solidarias se llevó a cabo la concentración promovida por FFFCC (Familias Frente a la Crueldad Carcelaria) ante la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

Incorporamos también el enlace con el podcast de Tokata en torno al acto, grabado en directo, ya que estuvieron presentes en la concentración:

https://www.ivoox.com/tokata-y-fuga-29-xii-2018-de-pie-frente-a-audios-mp3_rf_31091291_1.html

Extraído de: http://valladolorentodaspartes.blogspot.com

 

Más pancartas y pintadas en Madrid.

Extraído de: www.tokata.info

Marchas a las cárceles de menores, mujeres y migrantes en Barcelona.

Cartel de la convocatoria y fotos.

 

 

Marcha a la cárcel de Navalcarnero en Madrid.

Cartel de la convocatoria, fotos y vídeo:

 

Concentración frente a la cárcel de Korydallos, Grecia.

Como ejemplo de las numerosas marchas que se hacen todos los 31 de diciembre por todo el mundo, compartimos unas fotos de una concentración frente a la cárcel de Korydallos en Atenas.

 

 

 

Otra muerte más en prisión.

Hace unos días nos enteramos de la muerte en la prisión de Zuera, Zaragoza, del preso Luis Miguel Mingorance Corral. Murió de una metástasis pulmonar a poco menos de dos años de ser excarcelado.

Cabe recordar que una de las principales reinvindicaciones de lxs presxs en lucha, que durante el 2018 ya han hecho tres huelgas de hambre además de otras formas de presión, es una atención médica digna e independiente de insituciones penintenciarias. El caso de Luis Miguel evidencia otra vez más, que lxs pobres mueren en la cárcel y de cárcel.

“Huesito Pavo”, como era conocido por muchxs de sus compañerxs y amigxs perteneció al Colectivo de Presxs Sociales Anarquistas, COLAPSO, participó en la lucha contra el FIES (pasó 10 años entre aislamiento y este cruel régimen) e hizo huelgas de hambre, como en el 2014, cuando llevaba 14 años preso.

Aquí puede verse también un comunicado suyo del 2013.

Pinchando aquí podéis leer el texto “La realidad habla por si sola” del compañero Juankar Santana Martín.

Y aquí otro texto de Laura Delgado colgado en su página web Abogacía en prisiones y del que copiamos un extracto.

Muerte por inasistencia médica, deberían de decir en honor a la verdad. Tú no has muerto de forma natural, Huesito, tú te has ido porque te han dejado ir. Tú te has ido porque tu vida valía menos que la de cualquier otro ciudadano libre. Tu vida era como de segunda, así que no valía la pena velar por ella; por más que la ley diga blablablá. Tu delito fue el de nacer donde naciste, sin más. 
Que nadie intente convencerme de lo contrario.

No podré tener más que ese recuerdo para revivirte, no perderte o conservarte. Nunca sabré siquiera si tú mismo lograste volver a inmortalizarte antes de irte.

Nunca sabré tantas otras muchas cosas que me hubiera gustado saber…

Huesito.
Que la tierra te sea leve.

Que dejes tanta guerra como paz te espera en el cielo.

 

 

¡Abajo los muros de las prisiones!

Agitación en La Mancha por la huelga de hambre de lxs presxs en lucha.

Ya publicamos las pancartas que aparecieron por Ciudad Real el día que comenzaba la huelga de hambre de lxs presxs en lucha, la tercera de este 2018.

Ahora actualizamos con más información que nos ha llegado vía email de varias pintadas hechas por la capital, pero también por otros pueblos de la zona, así como la difusión de panfletos con la tabla de las 12 reivindicaciones.

Fotos y vídeo de la maniestación solidaria con lxs Presxs En Lucha en Vallecas, Madrid.

Compartimos el vídeo y alguna foto de la movilización solidaria con lxs presxs que recorrió las calles del barrio de Vallecas el pasado 22 de Diciembre.

“La tarde del sábado, 22 de diciembre, nos pudimos juntar un buen puñado de solidarixs en el puente de Vallecas, apoyando a nuestrxs compas presxs en huelga de hambre. Pudimos trasladar a la calle, una vez más, la situación de lxs presxs en lucha en su tercera huelga de hambre colectiva de este año, iniciada el 10 de diciembre. Ésta se mantendrá hasta el día 25. Durante el recorrido, repartimos panfletos y explicamos a todas aquellas personas que se nos acercaron, las reivindicaciones de esta propuesta de lucha activa y colectiva, iniciada hace ya mas de dos años. Acabamos en la plaza vieja del puente de Vallecas, donde se dió lectura a un comunicado. Sin más, animamos a aquellas personas sensibles contra la cárcel, a acudir el día 28 de diciembre a las 12 horas, a la puerta de la cueva de los carceleros (secretaría general de instituciones penitenciarias), en la calle Alcalá, 38. Habrá una concentración convocada por nuestras compañeras de las Familias Frente a la Crueldad Carcelaria. También os animamos a que nos acompañéis a la marcha contra la cárcel de Navalcarnero, el día 31 de diciembre, a las 12 horas.
ÁNIMO Y FUERZA A LAS QUE LUCHAN, DENTRO Y FUERA.
SOLIDARIDAD CON LXS PRESXS EN HUELGA DE HAMBRE.”

 

Info sacado de: www.tokata.info

[Palencia] Crónica de la marcha a la cárcel de Dueñas.

El 15 Diciembre 2018 algunxs compañerxs de diversos lugares nos hemos concentrado delante de la prisión de La Moraleja (en Dueñas). Los motivos que nos han empujado a hacerlo son varios:

1) Allí estaba el compañero Ruiman encerrado hasta hace unos días. La semana pasada se realizo una campaña en su solidaridad ( envió de faxes, llamadas,etc) y al segundo día de campaña lo han enviado a su tierra, siendo esta, una de las reivindicaciones que se exigían, no podemos estar mas contentos. Estaremos felices cuando lo veamos en la calle libre y vivo. Mientras tanto que no se crean los de IIPP que lo hemos olvidado, por el también estuvimos y estaremos en alerta, hasta que veamos cumplidas todas nuestras/suyas reivindicaciones.;

2) En solidaridad con todxs lxs presxs en lucha que actualmente están en huelga de hambre (del 15 al 25 Diciembre). Una lucha individual y al mismo tiempo colectiva, por la libertad, por la dignidad, por la salud en definitiva por aquello que nos hace hombre y mujeres libres en nuestros designios, por la hermandad entre lxs oprimidxs y la guerra al vil explotador y opresor.

La protesta a medio día ha transcurrido con normalidad, se ha puesto música, hablado por el micrófono, conversado con algún preso y muchos de ellos respondían con saludos desde las ventanas. Se ha circundado la prisión y por medio de unos globos se han levantado algunas reivindicaciones escritas en algunos folios. Los guardianes, poco propensos a leer y al frió continuaban a pasar en sus coches y grabándonos con cámaras de vídeo. Los compañerxs presentes hemos decidido dar por concluido este momento de protesta hacia las 15 horas, cuando las pocas familias que habían acudido a visitar a sus familiares presos abandonaban el lugar. Nos llamó la atención los pocos familiares que acudían a las visitas. Hay que agradecer de esto a la huelga que están haciendo los carceleros que a conciencia están obstaculizando la normales visitas. No son carceleros son asesinos a sueldo.

Animo a todos y todas en estos días (y en los venideros).

Hasta que todxs seamos libres!!


Si tocan a unx, nos tocan a todxs

(A)

Info sacada de: http://valladolorentodaspartes.blogspot.com y de Presxs en Lucha.

Solidaridad con lxs presxs en lucha en huelga de hambre.

El mismo día 10, cuando daba comienzo la huelga de hambre de distintas presas en varias cárceles de todo el Estado, su pusieron varias pancartas por toda Ciudad Real, también en barrios donde la cárcel es una realidad para muchas de las que ahí viven.

Solidaridad con lxs rebeldes que no se doblegan pese a las duras circunstancias.

Contra la cárcel, los centros de menores, los CIES y la sociedad que los necesita.

Solidaridad presxs en lucha [huelga de hambre del 1-O].

En la pasada huelga de hambre del 1 de Octubre aparecieron por Ciudad Real varias muestras de apoyo.

Seguro que no están todas pero sí que vimos carteles con las reinvindicaciones y contra las cárceles de menores que aparecieron por la ciudad y una pintada enorme, que se ve desde la carretera que va a Fernán Caballero, donde está la cárcel de menores de “La Cañada”. También por el pueblo aparecieron carteles contra los centros de menores.